Estrella Sábado, May 4 2019 

Conseguí entradas y fui a ver Estrella. Un Juan Pablo Geretto auténtico. Madurado en el mejor ambiente, El Camarín de las Musas, mixtura fina de las mejores cepas…excelente bouquet que se conserva aún pasada la cata. Quizás alguien recuerda “Cómo quien oye llover” o “Yo amo a mi maestra normal”, otras grandes producciones que tranquilamente podrían incluir a “Estrella, el aire sale, el aire entra” en la exclusiva colección de grandes cosechas.

Un escenario vacío…unas naranjas en el piso…luces y el libro del mismo Geretto completan la escena.

Estrella es una vendedora de Avon casi como cualquiera. Acerca el catálogo, cuenta las virtudes de los productos y así como sin querer empieza a contar postales de su vida…un sinfín de subes y bajas que nos llevan de la risa a la lágrima…un poco por empatía y otro por memoria personal.

Ese es justamente el fuerte de esta obra y las anteriores…la emoción como combustible y mapa para realizar el viaje.

Solo de una observación exhaustiva puede salir esta respetuosa composición de Estrella…la sentí persona más que personaje y la amé desde su sinceridad. Solamente él puede hacer que me emocione al verlo oler una naranja y bailar una versión algo tropicalizada del bolero de Ravel, recordando Los unos y los otros 💜.

Claramente será un momento para recordar. Un suspiro…aire que entra…aire que sale…pero algo deja. Aplausos a Estrella y ya sin peluca aplausos dobles a Juan Pablo Geretto.

Recomiendo que se peguen una vuelta por Mario Bravo al 900 (casi Córdoba), coman algo rico y disfruten de cualquiera de las obras de la cartelera del Camarín..,no fallan jamás!!

Maria, con ganas de pasar por Avon… 😁

Perro mujer hombre Martes, Sep 24 2013 

Es lindo ir los Jueves al teatro.
Es lindo ir al Camarín de las Musas en Mario Bravo 960.
Y no saben lo lindo que es cuando la obra es ‘Perro, mujer, hombre’.

Son tantas las cosas que quisiera contar que no se por donde empezar.

La acción es narrada por un perro. No, no es una persona disfrazada de perro que ladra. Es un actor que hace de perro…y no necesita disfraz…todo él actúa como perro…y no ladra. Un personaje tierno como suelen ser los cachorros a esa edad. Y no, no se qué edad tenía…la edad esa en la que los perros son tiernos y cuentan una historia.

Desafío a que alguien vaya a ver la obra, cualquier sexo, edad y estado civil y que me diga que en ningún momento se sintió parte de la obra.

Es la historia de una pareja y de los motivos que la formaron y que la mantuvieron. Si fuera una peli de Hollywood alguien diría ‘el amor es la fuerza que hace eso posible la unión’. Pues permítanme que les diga que esta es una historia REAL y que no necesariamente el amor es lo que acerca a 2 personas y mucho menos es ese amor quien los mantiene unidos.

Lejos de la hipocresía, muy cerca de la realidad…vayan a verla y luego hablamos. En mi caso, la charla post-función fue una traducción de ricas metáforas en historias que todos conocemos…y hasta hemos vivido.

GRAN trabajo de todo el equipo. El perro mi favorito porque si…porque no puedo ser objetiva. Un deleite los momentos musicales, en especial la mujer cantando en vivo ‘Las flores muertas’ y el hombre animándose a un ‘Mentes suspicaces’. Igualmente no se preocupen por recordarlas, a la salida pueden comprar el disco y sigue escuchando y tarareando toda la semana en su casa. Al menos eso he estado haciendo yo.
Me salgo de mi por contar la historia…pero no corresponde. Vayan y véanla…disfrutarán de un gran momento y se irán con mucho para pensar y contar.

María, disfrutando de muuuuuy buen teatro…

Actores: Eddy García, Greta Berghese, Leonardo Murúa, Pablo Viotti
Dirección: Gonzalo Facundo López
Autor: Sybille Berg
Música: Pablo Viotti
Escenografía: Emilia Pérez Quinteros
Vestuario: Florencia Buraschi
Traducción: Silvano Gómez López

Amar Sábado, Sep 17 2011 

Qué linda noche!!!!! Dosis exacta de gotitas cayendo…como para llenar la ciudad de romántico espíritu, pero no tanto como para cancelar planes.

Gracias a una acertadísima recomendación, esta noche fui a El camarín de las musas a ver Amar.

No esperen ver parrilla de luces ni escenografía de películas…simplemente vayan preparados para disfrutar de una propuesta interesante, cuidada, ingeniosa y original con libro y actuaciones de calidad.

Dan sala, nos piden que apaguemos los celulares…se apagan las luces y de a poco el mar se va acercando y nos hace escuchar su sonido. No me vengan con que era el ruido del mar…no necesito que la espuma me salpique para reconocer el mar…y les digo que era el mar.

Una especie de patio de discoteca (o algo así) con una planta tipo enredadera…3 parejas en un fin de semana y se podría decir que es casi un tiempo real de una hora y media lo que se comparte. Pequeñas historias que se van sucediendo, personajes que salen de escena y pasan a ser iluminadores, rotan y son iluminados…y actúan y nos vamos sintiendo inmersos en ese pequeño mundo de pequeñas luces que con su intensidad o tono van marcando el ritmo justo.

Típicos momentos donde todo nos da risa…quizás por el aire de mar mezclado con tragos o simplemente por tener ganas de que todo nos provoque risa. Y se contagia…y terminé riéndome sin haber bebido.

Estoy tratando de elegir qué fue lo que más me gustó…y creo que me quedo con TODO. Definitivamente es una obra para ir…y volver. Les aseguro que la van a pasar muy bien…se disfruta de principio a fin…no tiene desperdicio…quita el sueño aún para los que nos levantamos antes del alba y ya pasaba de la medianoche.

María, con un poco de sueño…pero contenta… 🙂
P/D. Las luces son lo más!!!!!

El desarrollo de la civilización venidera Domingo, Nov 14 2010 

Si les pasa como a mí…el título no los orientará para nada.

Tal es la obra que fui a ver a El Camarín de las musas…El Desarrollo de la Civilización Venidera.

GRAN trabajo de María Figueras. Salvo poquitos minutos de ausencia, en el resto de la obra es su personaje el que marca los tiempos y sus cambios.

Un historia cotidiana se diría…un día cualquiera entra Navidad y Año nuevo aparece esta Nora de Casa de muñecas poniendo al alcance de la vista esa particular relación y el rol que en ella tiene. Daniel Veronese, como siempre, escribiendo diálogos que hacen que nuestro lugar de meros espectadores sea dificultoso…si dan ganas de decir algo…o al menos de moverse en la butaca.

Difícil no contar más…pero hay que ir. Mañana o pasado se van de gira…pero estemos alertas a su regreso. Es una obra para ver…y volver.

María, disfrutando el final del fin de semana
P/D. Gracias por la invitación ‘prima‘. 🙂

Esa extraña forma de pasión… Sábado, Feb 6 2010 

Algunas vacaciones se van terminando…y la de El camarín de las musas es una de ellas.

Anoche fui a ver ‘Esa extraña forma de pasión’, obra escrita y dirigida por Susana Torres Molina.

Casualmente este último Jueves, mientras estudiaba Contabilidad con mi Tutu, salió el tema de la materia Historia. No recuerda si es porque se copiaba o porque la profesora no se daba cuenta de ello, pero el segundo año fue uno de los que más disfrutó. De tercero solo dijo ‘Historia Argentina’. Es de la generación que no le encuentra sentido al estudiar cosas que pasaron antes de que ellos nacieran. Lisa y llanamente, la civilización tranquilamente podría empezar el 13 de Diciembre de 1993 y antes de eso ni siquiera debería existir un calendario. Cuesta trabajo demostrarle que si no aprendemos de ese pasado, posiblemente repetiremos los mismos errores. Igualmente, la historia, en general es asociada al Imperio Romano, Reyes, independencias, miriñaques y peinetas…cuesta muuuucho más convencerla de que la historia argentina tuvo como protagonistas a jóvenes vestidos de jean y zapatillas.

Los 70’s y la obra son una prueba de eso. Lucían como cualquiera de la platea, pero les tocó vivir en una década en la que los ideales despertaban pasiones. Y esa si que es una diferencia.

Sin entrar en planteos ni juicios, últimamente siento que las generaciones jóvenes vienen con un montón de habilidades y conocimientos incorporados que, me parece, podrían reemplazar a la pasión. Pasión que toma diferentes formas…pero pasión al fin.

Susana Torres Molina muestra la historia de 7 (siete) personajes apasionados. Uno con la lucha, otra con la vida, otros con el deber, uno con la búsqueda de la sombra, otra intentando sobrevivir. Todas pasiones que llegan al espectador que no puede salir de ahí de la misma manera. Vimos historia, pero una historia tan reciente, que por momentos siento que se sigue escribiendo.

Los 70’s están acá nomás, a la vuelta de una esquina, en una sala de El camarín de las musas…cada fin de semana…al alcance de cualquier mano…

María, me reconozco apasionada…y me gusta.. 🙂
Escuchar canción