El curioso incidente del perro a medianoche Lunes, Abr 15 2019 

Afortunadamente suelen llegar a los escenarios estos libros que muestran historias que inspiran, cuentos que instalan un tema que nos da el puntapié para ponerse a pensar en ciertas cuestiones que sabemos que existen, pero poco sabemos.

Iñaki Aldao se pone la piel de Christopher Boone, se transforma en ese muchacho de 15 años con espectro autista y nos muestra su mundo en carne viva.

Genio en matemáticas…le cuesta socializar. La muerte del perro de su vecina y el deseo de encontrar al culpable lo lleva a salir de su casa e interactuar con vecinos.

En desventaja con los demás por su incapacidad para mentir lo hace vulnerable en todo tipo de situaciones cotidianas.

Quien busca…encuentra – dicen…y esta historia no es la excepción. El suspenso nos mantiene en vilo casi hasta el final.

Si Iñaki Aldao se luce haciendo de Christopher, lo mismo hace Melania Lenoir como su madre. No canta ni media estrofa pero pisa el escenario con esa fuerza extraña que normalmente la para en un escenario con paso firme. Disfruté mucho y sentí orgullo. Unas ganas de abrazarla y llorar…de alegría.

Andrea Lovera en varios roles aparece en el momento justo para redondear o fortalece una idea. Al ser un drama, es poco lo que nos provoca alguna sonrisa…salvo las apariciones de Andrea. Otra cantante que no necesitó cantar para ganarse el lugar. Es la prueba de que menos es más.

Otra que se brilla es Adriana Aizemberg…aplausos de pie para la amorosa señora.

Si el director es quien se ocupa de que cada pieza esté en su lugar y funcione todo como un reloj…de pie aplaudo a Carla Calabrese, aunque como actriz no la sentí a la altura de la puesta ni del resto del elenco. Siobhan, su personaje, merece una ACTRIZ.

El singular escenario del hermoso teatro Maipo es un lujo digno para una obra que va a dar que hablar…y pensar.

Maria, tremenda obra!!!

Nueva Calle Corrientes Domingo, Abr 14 2019 

Buenos Aires es la mejor ciudad del mundo!!! Quieren pruebas? Pues les contaré una noche sobre una de sus calles…quizás una de las más emblemáticas…Corrientes.

Después de un año de padecer las obras para separar el tráfico público del privado, finalmente hoy se habilitarán todos los carriles. La fiesta arrancó a las 18.00. Unos locos de Fuerza Bruta se la pasaron caminando sobre alambres de acero desde Callao hasta Cerrito. Eso en el aire…mientras a ras del suelo una parte de la Orquesta del Colón le ponía música a la sorpresa.

Escenarios varios donde subían actores de las obras de teatro en cartel. Seguís caminando…mirando todo con ojos de niño cuando te cruzas con la tremenda Lula Rosenthal llegando al teatro a hacer la función. De pronto se escucha “extraño mi ciudad…las luces de mi ciudad” y cientos de jóvenes que estaban mezclados con el público bailan mientras Nacha Guevara canta su conocida canción…flasmob le dicen los que saben.

Media docena de las mejores voces de los musicales en el hall del Lola Membrives. Son los cantantes de “Viva la vida” y se llevaron todos los aplausos.

En la entrada del Met Sura Elíseo Barrionuevo y elenco hacen unas canciones de “Una vez en la vida”. En la terraza de ese mismo teatro un show de acrobacia aérea primero y un adelanto de “Camarera” después.

Y luego aparecieron docenas de bailarines de tap…y seguí caminando hasta una librería con balcón…y en el balcón Vanesa Butera con Javier López del Carril.

Promediando la noche otro balcón se ilumina…Zival’s en la esquina de Callao…Natural, la Banda de Natalia Cociuffo, Lisando Etala y Juan Huici le pusieron toda la onda.

Terminaron y corrí al otro extremo de la avenida para ver a Elena Roger en el escenario homenaje a María Elena Walsh. Que mejor manera de terminar la noche cantando “Como la cigarra” y “Viejo varieté”. El abrazo de Elena fue la yapa…y con eso le vine a casa.

Se que pasaron mas cosas en la calle esta noche…me iré enterando de a poco de todo lo que me perdí…pero con solo lo que recuerdo ya es suficiente para reafirmar la idea: Buenos Aires es la mejor ciudad del mundo…y la amo 💜

No se si la faraónica obra a la que fuimos sometidos por más de un año se justificaba…de hecho creo que no…pero la mágica Ciudad no se mancha.

Maria, a-go-ta-da…

Hamlet Jueves, Abr 11 2019 

Decir Hamlet es decir TEATRO. Quien quiere presumir de haber leído suele acotar “ser o no ser” o “algo huele a podrido en Dinamarca” o “leí que la hizo Alfredó Alcón hace como 40 años”. A partir de hoy se podría agregar “la que hizo Furriel en el San Martín”.

Así como fue Segismundo en “La vida es sueño”, hoy no hizo de Hamlet…hoy fue Hamlet.

Cómo en la historia el personaje va creciendo, va pisando fuerte conforme va transcurriendo la trama, de esa forma Joaquín va creciendo de acto en acto para dejarnos atónitos y emocionados al caer en la última escena.

Algo más “moderna” en cuanto a lo estético, Szuchmacher respetó cada punto y coma del libro, demostrando que la tragedia podría ser, incluso, atemporal.

Que bello Polonio compuso Claudio Da Passano!!! El aplausómetro marco empate con Luis Ziembrowski…aunque por simpatía hacia el personaje unas décimas más fueron al primero 😁

Correctísimo el nivel de todo el elenco, grata sorpresa ver a Mauricio Minetti en un doble papel.

De los rubros técnicos el premio mayor se lo lleva la escenografía. Ahorren los trámites de votar y denle YA el Oscar, el Grammy, el Tony y el Gardel de platino. Estupendo trabajo del taller del teatro San Martín que temporada a temporada se supera.

Justamente hoy empezó una muestra histórica del Hamlet de 1980. Se nota la disparidad de estilos en los vestuarios, haciendo que ambos sean estupendos.

Hay un tiempo para sembrar y un tiempo para cosechar. Para Joaquín Furriel hubo un tiempo de rechazar la propuesta…y éste…el tiempo para aceptar y brillar.

Celebro poder ser testigo de lo qué pasó hoy…será histórico…lo sé.

Maria, muy muy feliz

Después de casa de Muñecas Miércoles, Abr 10 2019 

Más tarde o más temprano las historias de los libros tienen sus finales. . Pueden gustar o no…es prerrogativa del autor…son sus personajes y hace con ellos lo que quiere. Henrik Ibsen usó ese derecho al escribir “Casa de Muñecas” e hizo que Nora dejara familia a hijos y se fuera…quien sabe adonde ni a qué. Final ni justo ni injusto…solo final. Alguna vez en Alemania se le pidió que reescribiera ese epílogo…no era algo lógico para la época. Era difícil de aceptar una feminista y que además ejerciera el abandono. Recuerdo haber necesitado un rato de silencio para asimilar esa escena cuando leí el libro siendo adolescente…pero tomé mi tiempo y la acepté.

Un siglo y un poco más, otro escritor, Lucas Hnath, se animó a imaginar una historia después de la puerta cerrada, la llamó “Después de casa de Muñecas”, Javier Daulte dirigió a Paola Krum, Jorge Suarez, Julia Calvo y Laura Grandinetti en la Plaza, asistí a la función del sábado y hoy, martes, sigo pensando y disfrutando del texto y las actuaciones.

La versatilidad de Paola Krum al servicio de un personaje tan transgresor como polémico. Te puede hacer una buena, una mala, una más o menos y te la creés toda.  Duelo actoral con un Jorge Suarez a la altura de ese contrapunto. Julia Calvo y Laura Grandinetti aportando otras 2 necesarias miradas sobre la misma situación.

Contar el final no la haría menos interesante, pero igual no lo contaré. Nada es blanco o negro. No pude empatizar 100% de manera exclusiva con nadie. Había momentos en los que asentía el discurso de Nora…y en otras le daba la razón a Torvaldo y cuando apareció Emmy con esa sonrisa digna del cinismo, pero que en ese contexto era lo más sincero que podía decir, también me parecía que tenía sentido.

Volver después de 15 años, volver luego de haber triunfado en la vida, volver para pedir un favor…esas son las primeras escenas. Si la pluma fuese mía quizás hubiese ido por otro lado, pero es justamente eso lo que hace al libro y a la puesta más interesante. Lograr quedarme quieta y observar y dejarme llevar de la mano por entre los vericuetos de la vida fue el gran desafío superado airosamente. Evidentemente es un tema que me pone incómoda, y ya estoy en el momento de la vida que disfruto de esa inspiradora incomodidad.

La cena post función dio inicio a otra etapa en mi…de haber sido mi pluma…aún no le encontraría el final. Sigo pensando, y esa es una sensación hermosa para algo que solo debería ser una obra de teatro…ese efecto residual que dejó es el plus de algo bien hecho.

Fuera de la historia, luego del saludo, cuando deberíamos dejar la sala…desde algún lugar empieza a brotar una hermosa versión de Rich Man’s House…cerré los ojos y vi un montón de mujeres cantando ese himno a la resistencia y recordé que se puede llorar de alegría…y eso hice…festejé que estoy en el momento de la historia donde el cambio está en mis manos, que ando por mi pie dejando huella y que estamos empezando una revolución.

Excelentes actuaciones y dirección, vestuarios y demás rubros técnicos impecables, libro provocador…qué más se podría decir? Hay que ir…y en mi caso volver…cosa que haré en breve.

María, tarareando todavía…

Well I went down to the rich man’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
well I went down to the rich man’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Now he’s under my feet, under my feet, under my feet
Ain’t gonna let the system walk all over me!

Well I, went down to the Landlord’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Well I, went down to the landlord’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Now he’s under my feet, under my feet, under my feet
Ain’t gonna let the system walk all over me !

Well I, went down to the Welfare Office I took back
what it stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
well I, went down to the welfare office I took back
what it stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Now it’s under my feet, under my feet, under my feet
Ain’t gonna let the system walk all over me!

Well I, went down to the Governor’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
well I, went down to the governor’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Now he’s under my feet, under my feet, under my feet

despues-de-casa-de-munecas

 

#vuelveForeverYoung Martes, Abr 2 2019 

En las épocas de colegio cruzaba por el pasaje Rauch para ahorrarme unos metros…siempre con el tiempo justo andaba. Entrar a esa calle ahora llamada Discepolo en 2012 para asistir a la reapertura del Picadero viendo Forever Young me llenó de nostalgia, misma nostalgia que sentí anoche al ver nuevamente a los viejos del geriátrico del 2050.

No se por qué nos empeñamos en decir que es un regreso…nunca se fueron…la obra descansó un poco nomás…y las funciones se reanudaron anoche. Estarán lunes y martes…esos días que los que amamos el teatro teníamos menos opciones. 😉

Sala llena, todos cómplices en este truco de magia que sigue funcionando como engranaje de relojería tal como hace 7 años.

La entrada y presentación de cada uno de los viejos que hace la enfermera, ayer Gimena Riestra y hoy Andrea Lovera, nos transporta a un 2050 que nos tiene cómo animados testigos…atentos a cada guiño…a cada gesto.

Y se acomodan. Y se quedan en penumbras. Y se ilumina a Melania Lenoir. Y enciende la noche como solo ella puede hacerlo. No paran hasta el final…es una montaña rusa de emociones. 💜

Decir que la obra es un musical es quedarse cortos. Es un lujo verlos hacer pedacitos de los clásicos con la seriedad con la que deben ser abordados…con un toque que los hace adorables: Romeo y Julieta, Ricardo III, Hamlet, La casa de Bernarda Alba, La vida es sueño…todos en el mismo escenario cómo si fuera un juego.

Al final Walter toma la posta, agradece y nos recuerda que la vida es una sola y hay que disfrutarla. No se si es parte de la obra o es el saludo final…da igual…desde donde sea esa es la idea…no permitir que nadie nos arruine el día y a disfrutar!!

Melania Lenoir, Ivanna Rossi, Gimena Riestra / Andrea Lovera, Walter Canella, Germán Trippel, Martín Ruiz y Santiago Otero Ramos / Hernán Matorras y todos los rubros técnicos bajo la dirección de Daniel Casablanca: SON LO MÁS!!!!

Maria, tarareando…

El río en mi Lunes, Mar 25 2019 

No se por dónde empezar…todo llevaría a la misma conclusión: El río en mi tiene la dosis esperada de calidad en libro, actuaciones y todos los rubros técnicos y es una de las obras coleccionables de la temporada.

Francisco Lumerman eligió las palabras exactas para el libro y a los actores perfectos para llevarlo al escenario. Claudio Da Passano, Mercedes Docampo, Malena Figó y Elena Petraglia armando un sólido dream team que le pone el cuerpo para hacernos vivir un poco esa historia.

Malena Figó y Elena Petraglia merecen un párrafo aparte. Madre e hija dentro y fuera del escenario, química de actrices que, se adivina, disfrutan este trabajo juntas. Que talentosas son!!! Grandes actrices. Emoción contenida de mi parte hasta el final. Sin pretender ser abolicionista…acaso el ser humano no merece una justicia de tipo privada? Aunque sea en el pequeño ámbito de una obra de teatro, esas 2 mujeres merecían una reparación ante tanto abandono y olvido.

Claudio Da Passano aparece para darle sentido y acomodar cada parte de la historia con ese inconfundible estilo de los actores que saben lo que hacen.

Mercedes Docampo fue la sorpresa de la noche para mi. Con guitarra al principio y a puro texto luego, pisa fuerte el escenario, haciéndose escuchar, completando el cuento.

Escenografía, música, luces y demás rubros técnicos impecables. Entrar a detalle del vestuario me podría llevar otro post tan largo como éste…resumo felicitando al grosso de Rodrigo Gonzalez Garrillo.

Claramente no puedo contar la historia, deben ir conociéndola como lo hice yo…de a poco…de a sorbitos un domingo cualquiera en el teatro Moscú. Les aseguro que saldrán colmados, pipones de buen teatro.

María, feliz luego de la post función 💜

Elena Roger en Ficsur Lunes, Mar 18 2019 

Hace un tiempo leí algo acerca de una piedra. Dependía del uso que le daban podía ser un proyectil o la materia prima para esculpir una obra de arte.

Un escenario y un micrófono, vistos como una piedra, pueden ser solo un show para lucimiento de un cantante o un show donde disfrutar a un cantante y de paso pensar. Esto último fue lo que hizo Elena Roger del escenario del Ficsur. Por ejemplo: pudo solo haber cantado Alfonsina y el mar…pero de yapa leyó Hombre pequeñito 💜.

Recital íntimo acompañada magistralmente en piano por Nicolas Guerschberg, que se animó a compartir Milonga Tica, dedicada a su novia oriunda de Costa Rica.

La teoría indicaría que debería empezar tibiamente para luego ir in crescendo…pero es sabido que Elena no especula y arranca, transcurre y termina al mismo nivel.

Un par de canciones en Italiano del inolvidable “Mina, che cosa sei”, una hermosa versión de “La vie en rose” como para añorar Piaf…aunque no la cante en la obra. Homenajeando a Serrat hermosa versión de Penélope.

Por si alguna vez olvido lo que la disfruté en Los Miserables…una versión de Soñé un sueño me transportó una década para atrás.

Antes que artista se es persona comprometida y se deja ver en la interpretación de Honrar la vida, Soy lo que soy, Gracias a la vida, A un semejante, Cómo la cigarra…pidiéndonos junto con los coros que pensemos: una mariposa puede vivir 365 días, en promedio dormimos 23 años…cada 26 horas un femicidio. Ni una menos!!!

Y luego milonga de la anunciación, No llores por mi Argentina, de Evita y la inolvidable Non, je me regrese rien.

Y no podíamos pedir más…las cantó todas. Anoche hizo “El cartógrafo”, subió a un avión y se llegó hasta el fin del mundo y se oía menos cansada que yo, que fui público en una función de teatro y hoy dormí siesta.

El motivo del viaje fue cumplido, solo me queda agradecer al universo por tanto.

Maria, desde acá todo queda al norte 😉

Coronados de Gloria Lunes, Mar 18 2019 

Que buena onda en show de Coronados de Gloria!!! Esta noche con Julieta Díaz como invitada hicieron un repertorio diferente, ecléctico, ideal para una noche fría en el fin del mundo.

Pedí permiso para se fan de la banda y en teoría se me autorizó…así que lo mío será legal.

Tienen una linda química…se miran y saben que va q hacer el otro…se divierten tocando y contagian.

No es solo onda…son muy buenos músicos y la descosen en vivo. Los había escuchado en Spotify…estar ahí le da un plus increíble.

Seguiré viéndolos…fue un lindo hallazgo.

Maria, fannnnn

El cartógrafo Sábado, Mar 16 2019 

Llevaba varios días esperando por esta obra y finalmente llegó el día.

Por un inconveniente de tipo mecánico entré a la sala cuando ya casi todo el público estaba ubicado, razón por la cual me senté junta a un elegantísimo Gustavo Pardi. Confieso que en esa media luz no lo reconocí hasta que se paró y se dirigió al centro de la escena.

Ir a un concierto de Elena Roger es una apuesta segura…puedo apostar lo que sea…siempre ganaré. Esta vez era diferente…100% texto en un drama en el Teatro San Martín…y me saqué un pleno.

El libro de Juan Mayorga y la dirección de Laura Yusem le dieron el contexto perfecto para que Elena demostrara que no es solo una gran cantante, le prestó su cuerpo a Blanca y nos hizo caminar a su lado por una Varsovia actual, logró que la acompañáramos en sus búsquedas y entendimos el profundo dolor de una pérdida en carne propia.

Siempre creí que un cartógrafo hacía mapas y que los mapas eran representaciones geográficas de alguna superficie. Hoy aprendí que un mapa habla de historia y de personas. De vidas…de gente.

Cómo si estuviéramos en la salas de cine 4D, en varios momentos acusé golpes. Algo de todo eso podría ser fantasía, pero el todo que la contiene era real y todavía duele.

Mario Alarcón y Jazmín Diz se lucen en las escenas del mítico Cartógrafo y la niña que, dice la historia, se las ingeniaron para construir mapas detallados de esa época oscura, mapas de gente que anduvo por ahí. Horacio Acosta multifacético, perdí la cuenta la cantidad de personajes que encarnó…arriba de la media docena seguro.

Y qué decir de Ana Yovino? Un personaje que se va revelando para estallar en una inolvidable escena casi al final.

Y ese final fue un suspiro…dejamos ir el aire que sobraba por los que ya no están.

Todo impecable a nivel obsesivo casi. El vestuario, las luces, la escenografía, la manera de entrar y salir de escena, la construcción de los personajes…todo a nivel superlativo.

Claro que volveré, me quedan muchas ganas de volver a escuchar esas historias.

María, eternamente agradecida por el talento y la generosidad de Elena 💜

Próximo – Timbre 4 Lunes, Mar 11 2019 

Finalmente, después de muchas semanas de planearlo, anoche fui a ver Próximo a Timbre 4.

Según la Real Academia española Próximo quiere decir “Cercano, que dista poco en el espacio o en el tiempo”. En épocas de redes sociales esa cercanía, se relativiza un poco.

Es la historia de 2 personas que mantienen un vínculo 100% virtual. Chatean, se ven desde las cámaras de sus celulares o notebooks, hablan por teléfono y hacen video llamadas. Un argentino y un español.  A miles de kms de a ratos…a un palmo en otros. Ni esa distancia es geográfica ni el silencio es incomunicación.

De alguna manera sienten que se conocen y que el vínculo existe…por momentos. La realidad de no saberse el olor y la textura de la piel es un choque real que a mi me provocó llorar. Esa necesidad de Pablo y Elián me hizo sentir el dolor de tocar el monitor y que siga siendo un monitor. En medio de sus propias soledades que mejor que ilusionarse con un antídoto tan natural como la compañía.

Un par de décadas atrás esto sería una sucesión de misivas y fotos…hoy se resuelve online desde una pantalla…pero…cuán real puede ser? La respuesta es tan personal como espectadores vean la obra.

Un genial Claudio Tolcachir pensó esta historia a la que Lautaro Perotti, el Marito de los Coleman y Santi Marín, debut para mi, le ponen cuerpo y alma. Todo está bien ahí: la sala es cómoda y se ve desde todos los ángulos, el vestuario, las luces, escenografía y música son impecables. Nos sitúan en una historia, nos hacen testigos…y de pronto nos animan a pensar un final. Al salir imaginé uno…esta mañana otro…y estoy segura que mañana se me ocurrirá otra variante. Es justo y necesario ese final…de cada uno de nosotros depende.

Imposible no sentir empatía en, al menos, una escena. (Recordé aquellos almuerzos de domingo a 7 mil kilómetros de casa con una notebook sobre la mesa, viendo las caritas que amo del otro lado, tratando de hacerme sentir cerca…y me emocioné muchísimo). Afortunada como suelo ser, a la salida pude darles a Lautaro y Santi el abrazo que yo misma necesité durante la obra.

Gracias Cinthia por recordarme que debía ir a verla…sos la mejor…gracias por tanto.

María, agendando una próxima función…son de las cosas dignas de repetir.

DF7VyfZXcAENwJ3

 

 

 

Página siguiente »