Más tarde o más temprano las historias de los libros tienen sus finales. . Pueden gustar o no…es prerrogativa del autor…son sus personajes y hace con ellos lo que quiere. Henrik Ibsen usó ese derecho al escribir “Casa de Muñecas” e hizo que Nora dejara familia a hijos y se fuera…quien sabe adonde ni a qué. Final ni justo ni injusto…solo final. Alguna vez en Alemania se le pidió que reescribiera ese epílogo…no era algo lógico para la época. Era difícil de aceptar una feminista y que además ejerciera el abandono. Recuerdo haber necesitado un rato de silencio para asimilar esa escena cuando leí el libro siendo adolescente…pero tomé mi tiempo y la acepté.

Un siglo y un poco más, otro escritor, Lucas Hnath, se animó a imaginar una historia después de la puerta cerrada, la llamó “Después de casa de Muñecas”, Javier Daulte dirigió a Paola Krum, Jorge Suarez, Julia Calvo y Laura Grandinetti en la Plaza, asistí a la función del sábado y hoy, martes, sigo pensando y disfrutando del texto y las actuaciones.

La versatilidad de Paola Krum al servicio de un personaje tan transgresor como polémico. Te puede hacer una buena, una mala, una más o menos y te la creés toda.  Duelo actoral con un Jorge Suarez a la altura de ese contrapunto. Julia Calvo y Laura Grandinetti aportando otras 2 necesarias miradas sobre la misma situación.

Contar el final no la haría menos interesante, pero igual no lo contaré. Nada es blanco o negro. No pude empatizar 100% de manera exclusiva con nadie. Había momentos en los que asentía el discurso de Nora…y en otras le daba la razón a Torvaldo y cuando apareció Emmy con esa sonrisa digna del cinismo, pero que en ese contexto era lo más sincero que podía decir, también me parecía que tenía sentido.

Volver después de 15 años, volver luego de haber triunfado en la vida, volver para pedir un favor…esas son las primeras escenas. Si la pluma fuese mía quizás hubiese ido por otro lado, pero es justamente eso lo que hace al libro y a la puesta más interesante. Lograr quedarme quieta y observar y dejarme llevar de la mano por entre los vericuetos de la vida fue el gran desafío superado airosamente. Evidentemente es un tema que me pone incómoda, y ya estoy en el momento de la vida que disfruto de esa inspiradora incomodidad.

La cena post función dio inicio a otra etapa en mi…de haber sido mi pluma…aún no le encontraría el final. Sigo pensando, y esa es una sensación hermosa para algo que solo debería ser una obra de teatro…ese efecto residual que dejó es el plus de algo bien hecho.

Fuera de la historia, luego del saludo, cuando deberíamos dejar la sala…desde algún lugar empieza a brotar una hermosa versión de Rich Man’s House…cerré los ojos y vi un montón de mujeres cantando ese himno a la resistencia y recordé que se puede llorar de alegría…y eso hice…festejé que estoy en el momento de la historia donde el cambio está en mis manos, que ando por mi pie dejando huella y que estamos empezando una revolución.

Excelentes actuaciones y dirección, vestuarios y demás rubros técnicos impecables, libro provocador…qué más se podría decir? Hay que ir…y en mi caso volver…cosa que haré en breve.

María, tarareando todavía…

Well I went down to the rich man’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
well I went down to the rich man’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Now he’s under my feet, under my feet, under my feet
Ain’t gonna let the system walk all over me!

Well I, went down to the Landlord’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Well I, went down to the landlord’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Now he’s under my feet, under my feet, under my feet
Ain’t gonna let the system walk all over me !

Well I, went down to the Welfare Office I took back
what it stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
well I, went down to the welfare office I took back
what it stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Now it’s under my feet, under my feet, under my feet
Ain’t gonna let the system walk all over me!

Well I, went down to the Governor’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
well I, went down to the governor’s house and I took back
what he stole from me
took it back
took back my dignity
took it back
took back my humanity
Now he’s under my feet, under my feet, under my feet

despues-de-casa-de-munecas