Llevaba varios días esperando por esta obra y finalmente llegó el día.

Por un inconveniente de tipo mecánico entré a la sala cuando ya casi todo el público estaba ubicado, razón por la cual me senté junta a un elegantísimo Gustavo Pardi. Confieso que en esa media luz no lo reconocí hasta que se paró y se dirigió al centro de la escena.

Ir a un concierto de Elena Roger es una apuesta segura…puedo apostar lo que sea…siempre ganaré. Esta vez era diferente…100% texto en un drama en el Teatro San Martín…y me saqué un pleno.

El libro de Juan Mayorga y la dirección de Laura Yusem le dieron el contexto perfecto para que Elena demostrara que no es solo una gran cantante, le prestó su cuerpo a Blanca y nos hizo caminar a su lado por una Varsovia actual, logró que la acompañáramos en sus búsquedas y entendimos el profundo dolor de una pérdida en carne propia.

Siempre creí que un cartógrafo hacía mapas y que los mapas eran representaciones geográficas de alguna superficie. Hoy aprendí que un mapa habla de historia y de personas. De vidas…de gente.

Cómo si estuviéramos en la salas de cine 4D, en varios momentos acusé golpes. Algo de todo eso podría ser fantasía, pero el todo que la contiene era real y todavía duele.

Mario Alarcón y Jazmín Diz se lucen en las escenas del mítico Cartógrafo y la niña que, dice la historia, se las ingeniaron para construir mapas detallados de esa época oscura, mapas de gente que anduvo por ahí. Horacio Acosta multifacético, perdí la cuenta la cantidad de personajes que encarnó…arriba de la media docena seguro.

Y qué decir de Ana Yovino? Un personaje que se va revelando para estallar en una inolvidable escena casi al final.

Y ese final fue un suspiro…dejamos ir el aire que sobraba por los que ya no están.

Todo impecable a nivel obsesivo casi. El vestuario, las luces, la escenografía, la manera de entrar y salir de escena, la construcción de los personajes…todo a nivel superlativo.

Claro que volveré, me quedan muchas ganas de volver a escuchar esas historias.

María, eternamente agradecida por el talento y la generosidad de Elena 💜