Hermoso retorno a una obra donde actúa Laura Fontenla. Es de esas actrices que actúa con cada parte de su cuerpo…habla y dice…calla y transmite…hace un gesto y convence. Ese talento sobre un libro de Solana Landaburu no podrían dar otro resultado: hermosa obra Tiempo Completo en El Crisol.

Una bella excusa para salir un sábado lluvioso de primavera. Pensando en serendipia, sin querer descubrí a un muy dúctil Gabriel Terny completando la dupla actoral.

Los que trabajamos en oficinas sabemos que eso es, además, una convivencia. Una vida entera ocurre en ese ámbito y horario. Sabemos todo todo del otro…o deberíamos al menos…pero no…hay tantas preguntas sin respuestas…dulce / salado…vacaciones…colores…tanto que da para hacer una obra de teatro con todos los matices.

No puedo imaginar a alguien más en el rol de Laura. Lejos de mi querer contar la obra, pero me salgo por pasarles un adelanto: son 2 compañeros en una oficina haciendo trabajo administrativo y rutinario. Bah, de rutinario nada. La primera escena en las vacaciones ya valen la obra…y luego hubo más…montones de excusas para animarme a insistir: vayan a verlos…asómense y sean testigos de esta aguda pluma.

Todo está perfecto, libro, dirección, música, luces, escenografía, vestuario, Gabriel y una ENORME Laura que no deja de sorprenderme cada vez que la veo. Siempre es un agradable momento.

Se ganaron los aplausos finales…estuvieron geniales.

María, agradecida 🙏🏻

P/D. Se repite la experiencia…otro sábado estoy ahí.

Anuncios