Desde que Belén Pasqualini fue revelación no ha parado de crecer. Participó de grandes obras, siguió su carrera musical solista y ahora se está terminando de consagrar siendo TODO en Christiane.

Una obra linda sobre su abuela, Christiane Dosne de Pasqualini…una investigadora francesa que llegó al país para trabajar con Bernardo Houssay a quien le debemos grandes avances en los estudios sobre la leucemia.

Desde muy joven manifestó una fascinación con la sangra…y ese mismo torrente es el que hoy recorre las venas de Belén, la talentosa nieta que a modo de homenaje escribió el libro que se viene cargando con cuanto premio le ponen en su camino.

Hizo la obra acá y en Chile. De noche, de tarde. Y ahora en el Picadero los sábados a las 17.30.

Es una linda obra para pasar la tarde, para disfrutar de una bella historia y para recordar lo talentosa que es Belén Pasqualini.

Cada tanto arma una mochila con algunos libros y un piano y se va a regalar la historia por otros rumbos. Si tienen la oportunidad vayan…no es común tremendo derroche de talento.

María, el martes al Espacio Cultural Universal de la calle Soria.

Anuncios