Rock of ages Domingo, May 6 2018 

El recurso de contar una historia con canciones es algo bastante recorrido…pero si lo hacen con calidad vuelve a surtir efecto.

La magia empieza desde el hall. Dan sala…pero en el balcón del primer piso hay un guitarrista rockeándola que nos pone en el brete de entrar a la sala o seguir en el hall…esperando…grabando…disfrutando.

En algún momento debemos entrar y lo hacemos.

Federico Coates…el de “Ni con perros ni con chicos” en Mar del Plata, lisa y llanamente, la descose. Es descomunal lo que hace. Matías Mayer y su bigote se ubican en un muy buen lugar de privilegio. Un irreconocible Cae, el rubio que cantaba en los 90’s, como dueño del bar donde todo ocurre y la talentosa Micaela Racana como la chica de la obra se instalan sobre ese enorme escenario y lo llenan de talento.

Normalmente cantidad no es sinónimo de calidad…si hablamos de tiempo y talento. Melania Lenoir aparece poco para mi gusto…pero solo con eso se transforma en figura. Si lo que hacen los otros es cantar…ella hace otra cosa. Con un caudal de voz y fuerza se planta como ama y señora de cada uno de sus cuadros y se ropa todas las ovaciones.

Es una obra para disfrutar de la buena música, recordar épocas pasadas y deleitarnos con canciones inolvidables que alguien, con muy buen tino, las seleccionó y las hizo obra de teatro.

María, aún oyendo grandes canciones al recordar…

 

ROCK-OF-AGES-620x400

Anuncios

Consumo Domingo, May 6 2018 

Los lunes suelen ser los días de descanso para el teatro…afortunadamente algunos elencos se apiadan del público que siempre queremos más y nos hacen la noche desde el Método Kairós.

Melania Lenoir, Soledad Galarce y Mariano Caligaris se ponen al hombro la menuda tarea de entretenernos y lo logran magistralmente. No dan ni un minuto libre…lo ocupan todo. Ya desde la escenografía plantean algo creativo.

2 compañeras de trabajo se hacen despedir, cobran la indemnización y se encierran en un departamento a comprar por internet.

Tal como pasó en Baja Costura, sitúan a personas normales haciendo cosas normales y de manera paulatina nos sacan de ese tono de humor para ubicarnos a la sillita de pensar frente a un espejo…y luego nos llevan de la mano a un extremo y ahí nos dejan mudos y boquiabiertos.

Es la conjunción ideal: buen libro, buenos actores = imperdible.

Lenoir aún sin cantar sigue teniendo la presencia escénica de los musicales. Galarce y Caligaris completan este elencazo tan bizarro como talentoso.

Ya voy por la segunda vez y me sigue gustando. No se la pierdan. Un día se van y con lamentarse no hacemos nada.

María, un poco consumiendo…

consumod307a27159

Christiane Domingo, May 6 2018 

Desde que Belén Pasqualini fue revelación no ha parado de crecer. Participó de grandes obras, siguió su carrera musical solista y ahora se está terminando de consagrar siendo TODO en Christiane.

Una obra linda sobre su abuela, Christiane Dosne de Pasqualini…una investigadora francesa que llegó al país para trabajar con Bernardo Houssay a quien le debemos grandes avances en los estudios sobre la leucemia.

Desde muy joven manifestó una fascinación con la sangra…y ese mismo torrente es el que hoy recorre las venas de Belén, la talentosa nieta que a modo de homenaje escribió el libro que se viene cargando con cuanto premio le ponen en su camino.

Hizo la obra acá y en Chile. De noche, de tarde. Y ahora en el Picadero los sábados a las 17.30.

Es una linda obra para pasar la tarde, para disfrutar de una bella historia y para recordar lo talentosa que es Belén Pasqualini.

Cada tanto arma una mochila con algunos libros y un piano y se va a regalar la historia por otros rumbos. Si tienen la oportunidad vayan…no es común tremendo derroche de talento.

María, el martes al Espacio Cultural Universal de la calle Soria.

Sunset Boulevard Domingo, May 6 2018 

Hace unas semanas, una persona que sigo en Instagram, compartió un tierno video de su marido hamacando a su niña mientras ensayaba para el casting de Sunset Boulevard. Permítanme decir que, si hubo casting para el personaje de Joe, con solo ver a Mariano Chiessa tomaron la decisión. Claramente nadie más pudo haber hecho tamaño personaje.

Si bien la protagonista es Norma Desmond, en esta puesta es Joe Gillis el que está parado en el centro del escenario…todo gira a su alrededor.

Como público que soy, tengo la potestad de opinar sin riesgo. Excelente escenografía, espectacular vestuario, monumental Chiessa, revelación Carla del Huerto,sólido Rodolfo Valls y correcta Valeria Lynch…incluso con sus acostumbrados agudos. Ahora lo otro: la sentí larga. El primer acto fue interminable. Llegando el final repuntó con una linda canción. Eso es lo que buscamos cuando vamos a ver un musical: lindas canciones…de esas que hacen que movamos un pie al compás en señal de agrado. Acá no me pasó muy seguido. Las comparaciones son odiosas…pero…el señor Andrew Lloyd Webber saber de eso…en Cats, El fantasma de la Opera y Evita TODAS las canciones son bellas.

La apertura del segundo acto con Mariano Chiessa como Joe Gillins cantando LA canción de la obra, la ternura de la historia de Rodolfo Valls como Max Von Mayerling, la buena entonación de Carla del Huerto como Betty Schaefer y saber que faltaba menos para el final hizo la disfrutara más.

Estuvimos en un palco bajo…el tercero a la izquierda del escenario. Nos perdimos unas cuantas escenas de la obra…es un escenario profundo y se debería aclarar que la visión es parcial al momento de comprar los tickets.

1100 pesos por butaca en la plata central seguramente es el valor para poder cubrir la inversión…que intuyo fue muchísima…pero sigue siendo mucho dinero para una obra que, francamente, no volvería a ver ni con entrada gratuita.

Dirección, música y todos los rubros técnicos son para destacar…aplausos de pie para ellos. Seguramente arrasarán con los premios. Una pena por los demás actores que compiten…ya sabemos quien será el ganador 🙂

María, quizás mucha expectativa…

sunset-blvd_gr1