image

Ahhhh….qué linda noche!!! Chacarerean teatro…Martes a las 21.00.

Es increíble lo que suele pasarme cuando voy a algún concierto de Belén Pasqualini…siento que eligió las mismas canciones que hubiese elegido yo. Todas…cada una dicen cosas que yo quisiera decir en algún momento de mi día.

Esta vez la acompañó al piano y saxo el maestro Alberto Favero. Lujo por partida doble.

Ojalá pueda mantener en mi memoria aunque sea un rato más el detalle de ese puñado de bellas canciones que fueron dando forma a una historia. Una historia de amor y desamor…de encuentros y desencuentros…de olvidos…de necesidades de olvido…de dolor y de alivio.

Recuerdo algunas canciones… Por qué de Annie Lennox, Tarde o temprano de Sondheim, Sommertime de Gerswhin, Una canción para vos de León Russell, Solsbury Hill de Peter Gabriel, Sólo llamé para decirte que te amo y otras que ya empecé a olvidar. Es la excusa justa para pasar otro martes 🙂

Conforme iban pasando los minutos se nos iba yendo la piel y quedamos en carne viva. Hablo por mi y por las almas que poblaron la sala y se fueron soltaron en cada aplauso de final de canción.

No quería que terminara. Pedimos otra y se nos cumplió el deseo…queríamos más…deberemos volver. Además de la increíble voz está muchacha es un poco malabarista por mantenernos a todos en el aire y sin caer, un poco equilibrista por mantener la vertical a pesar de las emociones.

Recordé la publicidad aquella de Sedal en la que decía “Amo mis rulos”. ella los ama…todos los amamos…todos amamos a esa bella artista que es Belén Pasqualini…si…con Q 😉

María, volviendo…

Anuncios