Tardes/noches en las que casualmente me encuentro con gente conocida ya se es algo habitual. Casualidad podría decirse…pero…si lo pensamos bien…al tener gustos similares es hasta lógico que nos crucemos de vez en cuando. Lo raro sería no hacerlo…creo.

Esos encuentros empiezan con el clásico saludo…luego nos ponemos en autos de las últimas acciones y pasamos a los avisos parroquiales. Esos suelen ser recomendaciones de buen teatro. Y ahí también coincidimos en general. Y claaaaaaa…como no vamos a coincidir cuando se trata de tremendas obras.

A los blogs les pasa algo parecido. Cuando de pasar la voz de buenas obras…hay coincidencia. Y cuando de admirar gente se trata…la probabilidad de que, como en el tuti frutti, pongamos el mismo nombre en el casillero es alta.

La dueña de este blog tuvo la genial idea de acercarnos a algunos de esos hacedores de cosas que nos gustan y generosamente quiere invitarnos a todos los que se puedan acercar.

Les pido que entren al siguiente link y se enteren donde podremos ver de cerca a esos que tanto nos hicieron disfrutar del buen teatro.

Celebro que se les haya ocurrido hacer esto…se que va a estar bueno…y si nos sumamos será mejor aún.

Maca, Paloma, nos vemos allá!!! Ora en Lucinda…ora en Silencio de Negras…o donde sea que sea.

María, qué buenos son estos encuentros… 🙂

Anuncios