Cocktail tour Domingo, Jun 24 2012 

Todo llega, todo cambia, todo pasa…y el día de ver a Cocktail Tour llegó finalmente.
Son una banda…por un lado por la segunda acepción del diccionario de la Real Academia Española (Conjunto de instrumentistas, con o sin cantantes, que interpreta alguna forma de música popular) y por el otro…porque son un montón!!! 🙂

Patricio Ferraro, Juan Lima, Fer Tur, Jorge Bianchini, Cristof, Henry Genovese, Pablo Broncini y Natalia Cociuffo forman esta banda que anoche se presenté en Gascón 104.

No estaba en mis planes quedarme a ver todo el show…una canción y me iba. Pasada la primer canción…me quedé a escuchar una más…y luego una última…y así me quedé hasta el final. No me podía ir.

Cuando supe que tenía que comprar una mesa…la elegí redonda para que nadie quedara en las esquinas y se sintiera incómodo. Un juego de la niñez de casi todos…la ronda. Hay más ejemplos, pero estos me vinieron a la mente. De alguna manera eso de formar un círculo es un concepto que tenemos todos incorporado, incluso alrededor del fuego cuando hace frío en la época primitiva. Curiosamente, así se planta Cocktail Tour para tocar. Arman un círculo, piano, guitarras, bajo, violín, violonchelo, parches, camellino, armónica, pandereta y algo más que seguramente recordaré más tarde, se genera una mística particular y arrancan a tocar. Estos músicos individuales se transforman en un aceitado equipo y nos pasean por un amplio reportorio de bolero, ska, swing, funk, jazz…y lo que se les ocurra. Y todo lo hacen hermoso…todo suena bello.

Perdí la cuenta de la cantidad de veces que vi actuar y cantar a la Cociuffo…anoche la descubrí nuevamente…si se permite la frase sin sentido. Es que le descubrí una energía especial…de esa que solamente talentos como ella pueden conjurar.

De más está decir que seguiré yendo a ver a esta banda…y espero un disco…y más presentaciones.

María, agregando una banda a la lista de favoritas.
P/D. Comparto un vídeo algo antiguo…gran momento de la noche

Anuncios

Soy solito Domingo, Jun 10 2012 

Si fuera necesario resumir todo en una frase, diría ‘Amigos míos…me enamoré’. Y a primera vista, eh? Me pasó una vez el año pasado y anoche nuevamente. Y el sujeto que se ganó mi afecto fue el mismo en ambas ocasiones.

Supe de él por fotos y por comentarios…pero verlo superó ampliamente las expectativas. Anoche fui a ver Soy solito a El Galpón Multiespacio, en Deán Funes 1267. Hay quienes dirán que es un títere de mesa. A eso les diré que se comenta que El Quijote es un kilo de papel y 2 litros de tinta. Habrá sido pensado como títere de mesa, pero cuando se apagan las lucas y aparecen Ema Peyla, Gerardo Porión…ese títere de mesa se transforma en el perfecto protagonista de una bella obra de teatro.

Todo transcurría con aparente normalidad en la casa de un muchacho soltero que limpia su casa cuando recibe una llamada y acuerda una cita. Asiste a ella…pero el encuentro esperado no se concreta. La decepción no le permitió reconocer a quien de verdad esperaba por él. Afortunadamente luego del desamor viene el amor…el final feliz es merecido y llega.

Joven apuesto, de pocas palabras, romántico, gran bailarín…¿qué más se puede pedir? Deben verlo en acción…nada será igual después de conocerlo.

Gran trabajo de estos artistas que con sus manos y su creatividad dan vida a este entrañable personaje. Es un espectáculo para chicos y grandes. Quienes escribieron el libro pensaron en ambas generaciones…no hay acompañantes dentro del público…está escrita para todos. Es una linda excusa para conocer, además, El Galpón Multiespacio. Se puede tomar algo mientras esperan…bonito lugar para un encuentro.

No quiero que suene a cita…pero…voy a volver!!!

María, les dejo un adelanto pequeño de lo que podrán ver los Sábados de Junio y Julio…

Tricíclico Martes, Jun 5 2012 

Por fin pude ver a Johanna Sciar, Pedro Velázquez y Carlos Pérez Banegas a La oreja negra haciendo Tricíclico El 3 pu3d3 s3r un núm3ro par!!!

Algún escéptico dirá que lo que cuentan en la historia no pasa en la vida real. Claaaa, como si fueran tan de todos los días las historias que solemos ver en la tele, en el cine o en los escenarios. Permítanse ser libres y vayan a ver esta obra.

Cuestión que hay una pareja y aparece un amigo de ambos recién separado. Como quien quiere la cosa, casi sin darse cuenta, dejándose llevar por sentimientos que tienen desde siempre, la pareja de 2 pasa a ser una relación de 3. Y no digo pareja de 3 porque no son pares…pero les aseguro que en los 60 minutos que dura la obra, más de una vez nos preguntaremos y cuestionaremos si realmente esos 3 no son una pareja. Y quien suela sentir que 3 son multitud…vaya y vea…

Musicalmente me gustó mucho la propuesta…no voy a venir a descubrir América hoy…pero qué buenos son los 3!! Buenas voces para lindas canciones que permiten hacer una historia singular. No puedo decir que tenga un final feliz…al no ser convencional…no se cuando se podría decir que comieron perdices.

Brenda, Ringo y El Tano compartirán un recuento de su historia en vivo…acérquense los Sábados después de medianoche y sean testigos. Imposible no disfrutarlos.

María, volviendo a leer a Euclides…y si…no hay impares perfectos…y eso es injusto…

Extraños en un tren Domingo, Jun 3 2012 

La primera vez que vi una peli de Hitchcock aprendí que me gustaba el suspenso y que seguramente seguiría viendo sus películas. Imaginen lo que fue poder ver una obra de teatro en Baires sobre un libro suyo…

Teatro Picadilly. Gabriel Goity, Ludovico Di Santo, Pompeyo Audivert, Martina Gusmán, Alejo García Pintos y Adriana Aizenberg.

Dos desconocidos coinciden en el vagón de un tren. Uno de ellos lee a Platón. Comparten un párrafo del libro, curiosamente aquel que dice que el alma humana es como un carro alado tirado por un caballo blanco y un caballo negro. El blanco se sitúa a la derecha y simboliza la voluntad. El negro está situado a la izquierda y simboliza los apetitos. Las paredes son negras, la ropa de uno blanca, del otro negra. Pablo Battaglia es tan bueno ocupándose del vestuario. No conté los cambios de ropa…pero garantizo que son muchos. Sigamos con la historia. Ambos extraños tienen a alguien en su vida que sienten como un obstáculo. Uno de ellos fantasea con la idea de que no existan…que desaparezcan y propone un trato: si cada uno hace desaparecer (mata) al obstáculo del otro, la policía nunca los descrubrirá porque han matado a un desconocido y no encontrarían el motivo. Beben, brindan y se despiden.

Uno de ellos, en personaje encarnado por Goity, sigue al pie de la letra el plan que comentó en el tren mientras que el otro sujeto en cuestión, Di Santo en esta puesta, nunca lo había tomado como alternativa. El vestuario deja de ser blanco y negro y van empezando a aparecer los grises…y en historia también.

Qué buen debut teatral el de Martina Gusmán!!! La vi siempre en cine…y esto de 3D estuvo bueno. Sin tantas ojeras como en las pelis de Trapero, compuso a la pareja del atormentado Di Santa muy bien. Junto con Goity fue quien mostró más matices. Di Santo pasó de la angustia a la angustia extrema…pocos variedad de emociones presenta el pobre.

Una obra para ir a ver. Si no vieron la película, no la vean ahora. Si no recuerdan el desenlace, tampoco la vean…es precisa la dosis de suspenso para disfrutar aún más de la obra.

María, hace cuando que no viajo en tren!!!