Por fin pude llegarme un Viernes a El extranjero a ver Shopping & fucking. 

Se podría decir que es una obra sin maquillaje, sin eufemismos…las cosas se dicen por su nombre…es honestidad cruda.

5 personajes absolutamente marginales viviendo una historia de decadencia de todo el sistema.  Me pasó algo raro mientras la veía: de entre la violencia que deambula todo el tiempo por el escenario…de pronto surgió la ternura de la mano de Lucas Lagré. Lejos, quien creo hace el mejor trabajo de la obra. La carencia de su personaje no nos puede ser ajena…se me escaparon unas lágrimas por él. 

Ya sabrán que no es una obra lineal que se pueda contar en este espacio. No vayan con niños ni esperen salir para arriba. Les aseguro que unos minutos después del final dirán casi al mismo tiempo tremendos actores para tremenda obra. Eso me pasó a mi.

Dejaré pasar unas semanas y otro Viernes apareceré por el lugar. Seguramente me quedaron cosas sin ver.

María, viendo muuuucho teatro…

 

Anuncios