Más de una vez he buscado, sin éxito, el Ctrl + Z en la vida. Qué bueno sería poder hacer undo de algo que, comprobamos, provocó algo que queremos evitar. No existe…y quizás en eso radique lo interesante de la vida.

El Sábado fui al Teatro Sarmiento, hecho que no quisiera deshacer. La obra…Golpe al aire.

Si la vida consistiese en actuar líneas de un libreto escrito, para cambiar un hecho se podría simplemente re-escribir sus escenas anteriores y lograríamos otro final. ¿Lograríamos otro final?

Tal es la historia de estos personajes que intentan escribir un nuevo Diciembre y un nuevo Enero con la esperanza de obtener un diferente Febrero.

El argumento no es lineal. Un escritor que re-escribe el guión de su vida, de su esposa, su cuñado, su hijo y una vecina. Quizás si se cambia un mínimo detalle se logre otro resultado. Se escribe nuevamente cada escena y se la actúa. Un juego interesante de seguir. Una historia en la que nos vemos inmersos, viendo como algunas cosas cambian…y otras no.

El ritmo es vertiginoso por momentos…saltando de la historia del presente a la del pasado alternativo…volviendo a un presente con conocimiento de los dos pasados.

Lindo ejercicio actoral y desafío como público. Me gustó.

María, volviendo a ver teatro…

Anuncios