Cae la noche y amanece en paris, en el dia en que todo ocurrió. Qué bella canción de La unión!!!!!!!!!!!!!!!!!

Cae la noche cerca de París…llueve…no da para escribir una canción. Sería como cualquier tarde/noche lluviosa en casa…con algunas pequeñas diferencias:

– En casa llamaría al 4505-1111 y saldría. Acá lo único que nos saca a la civilización es el RER, la estación es un desierto, hay que pagar 6 Euros con 80 céntimos en monedas para cada pasaje porque no hay humanos vendiendo boletos.

– En casa prendería la TV para ver alguna vieja película, acá hay una docena de canales que hablan en idiomas extraños. Anoche enganchamos Carancho doblada…la peli es igual de buena que en castellano.

– En casa me tomaría unos mates, acá improvisamos una cocina en el lavatorio, calentamos agua con el calentador de inmersión (estilo tumbero), usamos el café que trajimos y los sobres de azúcar llevados de recuerdo de los hoteles que visitamos, compramos unas galletitas en un kiosco e improvisamos la merienda.

– En casa, si llueve el día que vamos al Parque de la Costa, se puede volver otro día con la misma entrada, acá…si te animás a subirte a la montaña rusa…el parque sigue abierto…a pesar del diluvio.

– En casa pensaría que estamos a mitad de semana, acá siento que es un Domingo más…y que dentro de 5 Domingos estaremos en casa.

Para matizar la tarde, en breve empezamos campeonato de Jodete con cartas compradas en Amsterdam (un regalo que no llegará a las correctas manos), luego sombras chinescas y finalmente dígalo con mímica. Un programón.

Una tarde de descanso en la agitada gira. Mañana vamos a París. Perfumerías y Boutiques en ofertas nos esperan.

María, mirando llover por la ventana

.

Anuncios