Golpe al aire Sábado, Mar 31 2012 

Más de una vez he buscado, sin éxito, el Ctrl + Z en la vida. Qué bueno sería poder hacer undo de algo que, comprobamos, provocó algo que queremos evitar. No existe…y quizás en eso radique lo interesante de la vida.

El Sábado fui al Teatro Sarmiento, hecho que no quisiera deshacer. La obra…Golpe al aire.

Si la vida consistiese en actuar líneas de un libreto escrito, para cambiar un hecho se podría simplemente re-escribir sus escenas anteriores y lograríamos otro final. ¿Lograríamos otro final?

Tal es la historia de estos personajes que intentan escribir un nuevo Diciembre y un nuevo Enero con la esperanza de obtener un diferente Febrero.

El argumento no es lineal. Un escritor que re-escribe el guión de su vida, de su esposa, su cuñado, su hijo y una vecina. Quizás si se cambia un mínimo detalle se logre otro resultado. Se escribe nuevamente cada escena y se la actúa. Un juego interesante de seguir. Una historia en la que nos vemos inmersos, viendo como algunas cosas cambian…y otras no.

El ritmo es vertiginoso por momentos…saltando de la historia del presente a la del pasado alternativo…volviendo a un presente con conocimiento de los dos pasados.

Lindo ejercicio actoral y desafío como público. Me gustó.

María, volviendo a ver teatro…

Belén Pasqualini, Rulera adentro Sábado, Mar 17 2012 

Después de haberla visto en Noche de Reyes, Sweeney Todd y Eva, luego de haber escuchado Rulera decenas de veces, llegó el día de ir a ver Rulera adentro en Caras y Caretas.

La sala que normalmente tiene sillas en fila esta vez fue poblada de mesas y sillas.

Dan sala, las luces se quedan tenues y desde el fondo aparece ella…como si viniera de la calle. Bolso en mano entra al espacio escénico como si fuese llegando a la casa. Se quita el abrigo, se pone la bata, se descalza, encuentra un micrófono, cierra los ojos, mira para adentro y empieza la historia.

Historia que sirve para ir enganchando las canciones bellamente interpretadas.

Canta…y baila…pero es actriz también. Se nota. Interpreta las canciones desde todos los ángulos. Luce espontánea, como si cantar fuera fácil. Camina por el escenario segura, como si fuese su lugar natural. Sin dudas tiene el don del canto (escuchen su canción Don y se entenderá).

Fue revelación femenina el año pasado. Es una voz para seguir…un poco en disco…un poco en teatro…un poco en vivo.

María, escuchando Rulera…

Escuchar Sol de mi vida

Disneyland Miércoles, Mar 7 2012 

Siendo mi primer visita a Disneyland…todo es sorpresa. 🙂

Enormes parques donde asisten niños buscando la felicidad…o un día para comer dulces, vestirse diferente y subir a la calesita. Lo de vestirse diferente viene a cuento  porque se venden disfraces de los personajes de las películas y es habitual cruzarse con docenas de princesas, Winnie Pooh, o adolescentes e infantes con gorros naranjas con orejas negras de Pluto, o muchachos con manotas blancas de Mickey.

El clima (malo) colaboró ahuyentando visitantes, evitando largas colas en las atracciones principales.  Según mi asesora personal en juegos que dan miedo, la mejor es la montaña rusa de Aerosmith, unos carritos que desafían la gravedad en un semicírculo y la montaña de Indiana Jones. El resto no sorprendió. Por mi parte, la visita a la mansión del terror,  los efectos especiales de Armageddón, la historia de Aladín y las vertiginosas tazas estuvieron bien.

No me molesta confesar que mis primeros pasos en el parque fueron motivados por la ilusión de cruzarme con Tribilín después de tantos años de leer sus historias en las revistas. Ayer brilló por su ausencia y hoy lo vi, de lejos, atendiendo una mesa en el café Mickey del Village. No era lo que me esperaba.

Al famoso ratón lo vimos en llaveros, en una figura de bronce en la entrada, en remeras, en vasos de refrescos y en baldes de pochoclos…pero en persona nunca. Tampoco cruzamos a Minnie.

Tío Rico, Donald, Hugo, Paco y Luis tampoco estaban. Digan que varias veces vimos el cartel de Disneyland…sino me pensaba que nos equivocamos de parque.

Almorzamos en el restaurante de la rana René…pero solamente la vimos en cuadros.

Creo que es la tendencia del primer mundo: máquinas expendedoras de café, de snacks, de boletos, de hamburguesas y papas fritas…nada de humanos interactuando…nada de muñecos alegrando…

Todo bien con el diseño de los parque y los juegos…pero no está bien desilusionar así a un niño…o a mi en este caso. A mi regreso iré al zoológico para verlos bailar en el Tren de la alegría, junto a la Pantera Rosa y algún Power Ranger.

María, concluyendo el viaje a Disney…

Lluvia francesa…y constante… Miércoles, Mar 7 2012 

Cae la noche y amanece en paris, en el dia en que todo ocurrió. Qué bella canción de La unión!!!!!!!!!!!!!!!!!

Cae la noche cerca de París…llueve…no da para escribir una canción. Sería como cualquier tarde/noche lluviosa en casa…con algunas pequeñas diferencias:

– En casa llamaría al 4505-1111 y saldría. Acá lo único que nos saca a la civilización es el RER, la estación es un desierto, hay que pagar 6 Euros con 80 céntimos en monedas para cada pasaje porque no hay humanos vendiendo boletos.

– En casa prendería la TV para ver alguna vieja película, acá hay una docena de canales que hablan en idiomas extraños. Anoche enganchamos Carancho doblada…la peli es igual de buena que en castellano.

– En casa me tomaría unos mates, acá improvisamos una cocina en el lavatorio, calentamos agua con el calentador de inmersión (estilo tumbero), usamos el café que trajimos y los sobres de azúcar llevados de recuerdo de los hoteles que visitamos, compramos unas galletitas en un kiosco e improvisamos la merienda.

– En casa, si llueve el día que vamos al Parque de la Costa, se puede volver otro día con la misma entrada, acá…si te animás a subirte a la montaña rusa…el parque sigue abierto…a pesar del diluvio.

– En casa pensaría que estamos a mitad de semana, acá siento que es un Domingo más…y que dentro de 5 Domingos estaremos en casa.

Para matizar la tarde, en breve empezamos campeonato de Jodete con cartas compradas en Amsterdam (un regalo que no llegará a las correctas manos), luego sombras chinescas y finalmente dígalo con mímica. Un programón.

Una tarde de descanso en la agitada gira. Mañana vamos a París. Perfumerías y Boutiques en ofertas nos esperan.

María, mirando llover por la ventana

.

Italia!!! Viernes, Mar 2 2012 

El viaje continuó…y llegamos a Italia. Migraciones sin proguntas…no les importa a qué venimos…o confían en que no nos quedaremos más que los días de vacaciones.

El primer destino…la famosísima Venecia…capital mundial de las escaleras. Conseguimos un hotel cerca de la estación para no tener que cargar el equipaje por tanto tiempo. Subimos/bajamos un par de escaleras y llegamos al hotel Walter & Canal. El penetrante olor a humedad nos dio la bienvenida. Dejamos la maleta y salimos a recorrer la única calle iluminada del lugar.

El paro del vaporetto nos dejó en la parada por un rato largo. Nada nos amilanó…finalmente pasó un barco y nos fuimos a Plaza San Marco. Lo más interesante que pasó en el día fue ver una manifestación de unas 18 ó 20 personas, custodiadas por una docena de policías. Nunca constituyeron peligro alguno…creo que estuvieron custodiando para justificar los salarios.

La ciudad es bellísima…para un día…y luego seguir viaje. Eso hicimos.

El puente de los descalzos se cobró una víctima: una valija perdió una rueda y empezó a andar ‘renga’. Subimos a un tren y llegamos a Roma. Y ahí todo cambió.

Nos estamos hospedando en el hotel Columbus…a media cuadra de la plaza de San Pedro. Las sorpresas se sucedían minuto a minuto. Es un hotel…pero también es una especie de castillo donde se podrían filmar varias películas que pensamos con mi Tutu. Hay un salón con un piano, otro con sillones de pana, otro con una estufa, otro con pinturas. Calculamos entre 80 ó 100 m2 cada uno. La habitación tiene la cama doble más grande que vi en mi vida. Ventana al jardín.

Quisimos contratar Internet para poder comunicarnos con la familia. Nos dieron un ticket con la clave…y un ipad!!! Si, si…tenemos un ipad para jugar y usar el skype.

Hasta ahora, las cenas eran menúes de Mc Donalds o pizzas…hoy tuvimos LA cena del viaje. El menú no lo podemos pronunciar…me limito a comentar que el postre tenía hojas de oro…y las comimos. Hasta la botella de agua era linda.

Estamos como incrédulas ante todo esto…minuto a minuto nos sorprendemos con alguna nueva pintura, o un nuevo salón o un nuevo mueble o un nuevo techo con frescos.

Compramos una nueva valija para reemplazar la renga…y la estamos llenando de regalos. Entre las ganas de llevarle cosas a todo el mundo…y los precios de ofertas de fin de temporada, actitudes como la nuestra ayudan a paliar la crisis en los países europeos.

Ahora a descansar…mañana vamos por los mueseos y la hermosa ciudad que espera ser caminada por estas entusiastas turistas sudamenricanas.

María, recorriendo el castillo nuevamente…