Toda puesta de Muscari tiene un sello Muscari que las hace únicas. Es su marca registrada…no puede explicar…pero se siente…y me gusta.

Fui a ver Vidas Privadas al Picadilly. Linda sala, refrigerada…platea semicircular que garantiza que se perfectamente desde cualquier ubicación.

Típica comedia de parejas que puede transcurrir en Nueva York, Madrid o Buenos Aires. El amor, la convivencia, el paso del tiempo, las nuevas parejas, el amor que dejó cenizas…todos son temas universales y en este escenarios transitan todos.

2 parejas de luna de miel. Marido de una se da cuenta que en la habitación de al lado está su ex…con su nuevo marido. La química que se sucede es más fuerte…y creen que irse a otra ciudad podría permitirles hacer como si nada pasara. A la nueva esposa y el nuevo marido no les gusta la idea…entonces…vayan al teatro y vean como sigue.

Una delicia ver a Georgina en su mejor momento en la comedia. Es tan buena…y en este caso la historia ayuda al despliegue de todo su talento. Primera vez que veía a Miguel Angel Rodriguez, María Fernanda Callejón y Cristian Sancho. Muy bien todos para completar el cuarteto.

Mención especial para Pablo Battaglia. Qué vestuario!!!!!!!!!!! Pocas veces he visto tanto detalle de buen gusto en cada escena.

Definitivamente, si buscan una obra para reír durante una hora y media…vayan a ver Vidas privadas. El toque Muscari le agregó texto que la hacen irresistible a la risa.

María, recomiendo la obra…es ideal para una noche de verano

Anuncios