Mucho se ha hecho, dicho y escrito sobre la espera. Distintos tipos de espera.

La espera por Godot es ya clásica porque no solo sabemos el nombre del esperado, ni motivos, ni seguridad en coordenadas de tiempo y espacio. Se espera…para algo en particular…o no…en ninguna puesta que he visto se supo mas que el planteo original.

Fui a una puesta en Timbre 4…donde, al igual que Los días felices, no hay un Vladimir, un Estragón y un Pozzo sino varios.

Cada par de Vladimir y Estragón, o Didi y Gogó si se prefiere, expresa su hastío, cansancio y aburrimiento de diferente manera. De hecho esos pares de personajes son bien diferentes…desde su género hasta su apariencia y su vestuario. Pero a todos les molesta el zapato al principio y se retiran descalzos al final.

Semejante creatividad está al nivel de las actuaciones de todos los participantes. No está mal expresar favoritismos…y debo confesar que Tulio Gómez Alzaga y Juan Manuel Zuluaga fueron mis favoritos. Todo en ellos fue bello…sin quitarle mérito al resto…pero bueh…lo tenía que decir.

Muy lindo trabajo de este grupo de actores que ojalá la hagan más tiempo así muchos más la disfrutan. Hoy la sala estaba casi colmada…vamos por más!!!! Mis felicitaciones a Tulio Gómez Alzaga, Mónica Argüelles, Juan Martín Biotti, Rafael Franco Muñoz, Augenia Aberastain, Juan Manuel Zuluaga, Silvia Daurat, Fernando Rodil, Pilar Ruiz, Leila Zimerman, Juan Manuel Cava, Gimena Romano, Lorena Gaivironsky, Verónica Cognioul y Paula Ransenberg.

María, esperando…y no a Godot precisamente…
P/D. Mis felicitaciones al musicalizador…aplausos.

Anuncios