Qué lindo poder terminar un Domingo en La Carbonera. Al llegar, testigo de la ceremonia de levantar los puestos, al salir…las luces encendidas de las plazas y los bares dejando escapar lindas canciones.

La excusa fue ‘Mujeres de Ambas clases’, con Arantza Alonso Peralta, Ruth Palleja y Zaida Rico dirigidas por Dora Milea.

Carpeta de mosaicos a cuadros que decreta los límites, 3 mujeres con ropa casi transparente que con el simple acto de ponerse los zapatos entran en la escena y le dan vida a personajes de jugosas historias.

Ignoro el nombre de cada texto…nunca creí necesario conocerlos…a medida que transcurría y me iba metiendo en la historia iba completando en mi los colores, sabores, aromas y derredor, hasta olvidar que solamente vestían tela transparente y tacones negros.

Adviértase que no dije zapatos sino tacones. Es una manera de adelantarles que las damas en cuestión, las que actúan son españolas. Ese dejo que me gusta y tanta nostalgia me trae.

Poco más de una hora de escenas donde nos adentramos en historias bien distintas: hermanas, cuñadas, paciente y terapeuta, sensación de presencias o ausencias…

Muy buenas actuaciones sobre bellísimos textos, oportunidad de encontrarse con una parte íntima que se conecta, indefectiblemente, con algo de lo que allí circula.

Y llega el final y el aplauso…y la sensación de haber estado en otro mundo por un rato.

María, linda noche…

Escuchar canción

Anuncios