Guardapolvos…final de temporada… Lunes, Nov 28 2011 

Hace unos días leí esto…

Un sabio se puso en frente de un público y contó un chiste. Todo el mundo se empezó a reír. Después de un momento, contó el mismo chiste pero esta vez menos gente se reía. Contó el mismo chiste una y otra vez, pero ya nadie se reía. Entonces él sonrió y dijo: No podés reírte de la misma broma una y otra vez, pero ¿por qué seguís llorando por lo mismo una y otra vez?

Sepan que el comentario no aplica a la emoción que despiertan algunas obras de teatro. Pueden seguir haciendo latir sentimientos profundos una y otra vez…aunque ya sepamos lo que va a pasar y conozcamos el final…afortunadamente podemos volver a emocionarnos.

Las pequeñas vuelven a contar su historia siendo niñas…y siendo más grandes…y de la familia…y de todos.

Guardapolvos es una de esas historias necesarias para acercarnos al pasado que se va haciendo lejano conforme pasan los años. Un ejemplo de pluma empuñada con dignidad, valor y respeto…sin golpes bajos…sin sentimiento de revancha.

Así como en El león, la bruja y el ropero de las Crónicas de Narnia el placard es la puerta de entrada a un sitio oscuro, frío y sin navidad, las puertas del placard en Timbre 4 nos llevan a ese íntimo mundo donde soltamos todo como papeles al aire y nos igualamos con cualquiera que haya tenido padre cuando se recordar rasgos de su persona se trata.

Y como cada vez, me contengo y no les cuento…me limito a recomendar. Ahora se terminó la temporada…pero van a volver…y deben ir…

María, terminando el finde largo…preparando la maleta…

Anuncios

Hasta que cae la lluvia Domingo, Nov 27 2011 

Cuenta la leyenda que hace un tiempo supo haber una obra llamada De antes de un final – Historias, que contenía 5 historias/escenas sobre los miedos, realizada por veinte personas en un taller de Claudio Tocachir…y que un día, de pronto, decidieron quedarse con 2 historias, montarlas mezcladas y subirse al escenario de La carpintería todos los Viernes a las 23.00.

Sin ser extra ni haber organizado una gran fiesta de cumpleaños esperando empezar a actuar y a festejar, prometo que mucho de lo que pasa en esas historias nos tocará de cerca. ¿Quien alguna vez no esperó algo? Una llamada, un inicio, un final…

El Viernes fui a ver la última función del año en La carpintería…y la disfruté como las otras veces. Es que pasan tantas cosas sobre ese escenario que siempre es posible descubrir algo que antes se nos había pasado por alto. Si pudiera meter pequeños momentos adentro de una cajita, mínimo me llevaría una docena por función: superman y spiderman volando y arrojando tela de araña para colgarse, el contrapunto tío y sobrina, las escenas de la novia y el hombre araña, las charlas telefónica del productor, la vuelta de la luz después del apagón, las preguntas de Leslie y la frase del final. Y la escena del baile. Y la presentación del empresario de la Pyme. Y todo lo demás que no puedo contar para que siga siendo una sorpresa cuando la vean.

Les voy a avisar cuando puedan ir a verlas…y ustedes vayan…así disfrutan de un muy buen momento, viendo a actores de verdad, de los que disfrutan lo que hacen y se nota.

María, simplemente GRACIAS!!! Y hasta pronto… 🙂
Escuchar canción

Avenida Q Domingo, Nov 27 2011 

Habiendo sido los ganadores del Hugo de oro (recibieron 8 premios en total), las 3 funciones de Avenida Q en el Maipo fueron una especie de reunión de amigos.

Todos se sabían las canciones y las cantaban…aplausos entre canciones…ovaciones al final.

El elenco completo es de gente talentosa, pero Mariano Chiesa se destaca…es muy muy bueno, y esos muñecos parecen una extensión suya y se disfruta muchísimo cada vez que está en escena.

Es la historia de unos vecinos que viven en la Avenida Q. La Avenida A es bonita pero el costo es alto…imaginen lo que será la Q entonces. El encargado de los edificios es Gary Coleman…aquel moreno protagonista de Blanco y Negro, que estuvo en bancarrota y falleció…y ahora es el conserje.

Princeton llega al lugar recién recibido y sin dinero y va conociendo a sus nuevos vecinos: Brian, el comediante desempleado que vive con su novia, la psicóloga Chow Fan que estudió por Internet, Nicky, un desordenado que comparte habitación con Rod, gerente de multinacional muy ordenado y prolijo, un adicto a Internet llamado Trekkie Monster y Kate, una asistente de maestra jardinera.

Durante algo más de 2 horas los vemos vivir sus aventuras en busca de un sueño o la meta de sus vidas. Me sorprendió la calidad de la traducción…un delicado equilibrio entre la esencia de la pieza y el humor y un toque local que la hizo más cercana.

Se comenta que volverán a hacer temporada…que estas 3 funciones fueron solamente para terminar el año. Si es así…si en el 2012 vuelven, traten de ir…se que van a salir con una sonrisa…tarareando canciones…

María, noche de librerías…lindo combo… 🙂

Ella también la está pasando mal… Sábado, Nov 26 2011 

Este es un post para leer en voz baja…intenté hacer algo para que se autodestruya luego de ser leído…no se si funcionará.

Siempre me dieron curiosidad los orígenes de las cosas. Imagino el momento exacto de la creación y lo veo como algo mágico. Desde lo irrepetible hasta lo exclusivo es lo que llama mi atención.

Anoche, por esas cosas de la fortuna personal que siempre me acompaña, pude ver una función pre-todo de una obra que ya veo que me va a gustar. Se llama, o llamará, Ella también la está pasando mal. El título ya me gustó.

Está indicada para quien se sienta mujer y desee ver una lectura de nuestro cotidiano con otra mirada. Está indicada para quien se sienta varón y desee adentrarse un poco más en ese mundo fantástico y desconocido que solemos ser las mujeres. Está indicada para quien quiera disfrutar de un buen texto y buenas actuaciones. Está indicada para quien desee reírse por haber visto en el espejo, en una fracción de segundos, algo sorprendente.

No puedo dar detalles…es muy pronto aún. Intentaré ir pasando info conforme vaya conociendo los avances. Me limito a expresar mi seguridad en este ámbito de intimidad: va a estar buena. 🙂

María, agradecida y complacida…
P/D. Hay muchas versiones de esta bella canción…cuando vayan van a escuchar la mejor de todas…

Pic Nic 1955 Domingo, Nov 20 2011 

Curiosamente vino a mi mente una historia de Dolina…Nostalgias perpetuas se llama y decía así…

Un hombre oscilaba entre dos identidades.
A veces era fiscal, vestía trajes elegantes y tejía razonamientos olímpicos. En otras ocasiones era cazador, portaba armas implacables y perseguía a las fieras.
Cuando era fiscal decía:
– Ah, si estuviera cazando…
Cuando era cazador decía:
– Ah, si estuviera fiscalizando…
A menudo se equivocaba y añoraba la caza mientras cazaba, los pleitos mientras pleitaba.

Anoche fui, nuevamente, a ver Pic Nic. La obra me había gustado mucho cuando la vi por primera vez…y el leer eso de Últimas funciones le agregó una sazón adicional.

Lo que llovió cuando me tenía que ir!!!!! Afortunadamente era el día de la boda de mi vecina Carolina, vino a buscarla una limusina…no, no viaje en limusima…es que el hermano llegó en taxi para acompañar a la hermana a la iglesia en el gran vehículo blanco y aproveché el coche de alquiler para esquivarle a las gotas.

Bello teatro el Payró…donde la gente es cordial desde que entregan la entrada. 🙂

Qué buenos son los personajes del fondo que hacen sus escenas mientras nos acomodamos. Ojo, es un espectáculo para pocos, eh? Están los que usan ese tiempo para mandar mensajes de texto, contarse peripecias de la semana o comer maní con chocolate. Mi celular ya entró apagado, nada me pasó en la semana digno de contar, no me gusta el maní con chocolate…toda mi atención puesta en la previa. Todo venía bien hasta que pusieron una versión de Candilejas de fondo…de ahí en adelante todo estuvo buenísimo.

Sigo sintiendo que es una obra necesaria. La primer parte es una lograda postal de otros años…algo sepia…pero con detalles nítidos y característicos que la tornan cercana. La segunda pone en personal la fría historia. Algunos comentarios de la salida me erizan la piel: fue así…yo era chico y me acuerdo – dijo el señor que estaba sentado al lado.

Y como si fuese un match de rugby, vino el tercer tiempo. El tiempo de saludar, conocer, agradecer y comprobar la generosidad de muchos. Si alguna vez pensaron ¿qué se hace con la comida que se prepara para la función?…se la comen cuando terminan…y doy fe que los buñuelos que prepara Luchy son riquísimos. No se los comen antes porque el libreto lo manda…sino…ya iba a quedar uno para después!!!

Aún habiendo compartido los buñuelos, seguí siendo espectadora y la escena se asemeja a la de las comidas en mesas largas de los circos de pueblo, donde domadores, equilibristas y payasos preparan la mesa, cocinan, sirven y comen. Lejos…el mejor recuerdo de la noche.

Y me fui…partí rauda para llegar a un sitio donde empezar mi cumpleaños. Los saludos empezaron un minuto antes de la medianoche…y bueh…¿si se está rodeada de adelantados o entusiastas con relojes adelantados que se puede esperar? 🙂

Y ahora estoy acá…trabajando desde temprano…añorando quizás…la noche…

No voy a volver…pero insto a que los que aún no la vieron vayan…les queda solo un sábado más. (Uy, no…me vino a la retina el vídeo de Leonardo Jury del año ’81 cantando esa canción…a pura guitarra…derrapé…lo se…me retiro). No quisiera que dentro de un tiempo se sorprendan diciendo ¿Terminó? Uy, me la perdí.

Mis felicitaciones y agradecimientos a Sol Beaux, Pablo Bocanera, Juan Carrasco, Mariana Ciolfi, Antonia de Michelis, Valentina Díaz Díaz, Laura Fontenla, Ricardo Lista, Javier Maestro, Marisa Nuñez, Isadora Plateroti, Nacho Salerno, Andrea Marina Villamayor, Natalia Villena, Nehuen Zapata, Solana Landaburu y Diego Kogan.

María, con ganas de que sea de noche…o de tarde al menos… 😦

No soy un caballo Jueves, Nov 17 2011 

Bella noche de Miércoles. Asumí que no se puede estar en dos lugares a la vez, me tenté con un espectáculo en una escuela de títeres en Avellaneda (soy entusiasta fanática de ese tipo de teatro) pero no llegaba…así que me quedé en Silencio de Negras viendo No soy un caballo.

Llegué 3 minutos tardes…pensé que no me iban a dejar entrar porque suelen ser muy puntuales. Hubo un problema con las luces y todo se pospuso. Tuve tiempo de disfrutar de la noche en el patio y caminar un poco por la casa.

Estratega como soy, me ubiqué enfrente del cartel de Salida…estaba recién cargado…iba a iluminar. Como refuerzo…al lado de la consola de luces y sonido. Se apagó todo y…oscuridad total!!! Cerré los ojos…es la nueva técnica que estoy probando. No veo porque está oscuro…no veo porque cierro los ojos.

Fernando, Matías y Esteban. Tres amigos habitando la casa del abuelo de Esteban por un fin de semana. Fueron a vender máquinas y caballos para saldar deudas. Lejos de sus habituales vidas, con los recuerdos a flor de piel, circunstancia propicia para dejar al descubierto temores y secretos.

La sala es pequeña, pero el director se las ingenió para darle espacio. Puertas que se abren 2 veces, compartir ámbito de espaldas, círculos…en fin…creatividad puesta a la orden del arte.

Me gustaron las actuaciones de Diego Cremonesi, Francisco Egido, Walter Jakob, los rubros técnicos ayudaron mucho para que esas escenas de borradores escritos alguna vez se fueran transformando en una obra de teatro.

Final cargado de emoción, un homenaje al cariño y al buen recuerdo.

Quedan 2 Miércoles en Noviembre. Últimas 2 oportunidades de verlos en acción.

María, mitad de semana… 🙂
Escuchar canción

El pozo donde se encuentran Lunes, Nov 14 2011 

No me es indiferente la violencia…y me parece bien que así sea. No es un tema más, ni un detalle en una historia. Claramente está dentro de mi lista de inaceptables.

Fui a ver El pozo donde se encuentran a Timbre 4 y salí llorando. No me avergüenzan mis lágrimas, son genuinas y el no tragarlas se me hace imposible…creo que son una manifestación de lo que soy y entiendo que se me salgan cuando algo en mi se retuerce en las tripas.

Historias diferentes. Historias similares. Historias con el mismo final. Historias sin final feliz. Durísimas todas. Violencia de género, el enterrar el cuerpo tratando de enterrar la historia. Me sentí dichosa de no encontrar necesidad de olvidar. Uno de los actores dice ‘no la mates, es peor’. Pasa que esas muertes literales mantienen desenterrados los recuerdos y las culpas. Por momentos sentí que esa locura a los que los somete la razón es un merecido castigo, pero luego me di cuenta que carezco de la posibilidad de emitir juicio, por lo que me limité a ser espectadora y sentir. Sentí impotencia y sentí dolor y sentí angustia.

En este minuto siento que no volvería, no porque la obra sea mala, sino porque todavía oigo los gritos por sobre la canción…y sigo sintiendo aversión a esa violencia.

Y hablando de enterrar, de pronto, el recuerdo desenterró al inolvidable Sabú al hacernos escuchar esta bella canción de amor.

María, final de finde…

Escuchar canción

Monotonía (viceversa) Domingo, Nov 13 2011 

Buenas Aires es el paraíso de los que necesitamos ver teatro para vivir. El mundo es maravilloso, pero el sabor a teatro que se encuentra en esta ciudad es increíblemente bello.

Suena feo ésto para el sentido federal…y creo que ayudan mucho las iniciativas como las que propone Timbre 4: lleva teatro de acá al interior…y trae acá obras de las provincias.

Si no leí mal, esta obra se venía de Tucumán. Con la dirección de Diego Bernachi, y actuaciones de Alejandro Garay, Leandro Ortega, Viviana Perea, María Dolores Robles, César Romero, Carolina Sal, durante una hora nos vimos inmersos en una pensión donde transcurren estas historias de vida, muerte, violencia de género…

Se impregnó la sala con el Pretérito Perfecto Compuesto, uno de mis tiempos verbales favoritos, si es que se me permite tener tiempos verbales favoritos. El arrastre de la ‘R’ que no se puede actuar…o sale o no sale…y acá les salió a todos.

Una pensión donde viven 6 personas relacionados por varios lazos en simultáneo que aportan cierta tensión en algunos momentos. Casi como diría la frase de la canción Como pájaros en el aire, ‘…lo cotidiano se vuelve mágico’, en este caso, lo cotidiano se vuelve teatro…y el patio, las piezas y los mínimos detalles se transforman en una escena.

Una hermosa voz aparece, en vivo, de entre algunas sombras, detrás de sábanas colgadas en sogas, y le aporta mucha calidez a las historias.

Anímense y asómense a una nueva tonada de actuación, déjense llevar por ese dejo que desafía a la prosodia y le pone el acento a las palabras donde mejor le quedan.

María, casi sintiendo el olor del jardín de la república…

Un cuento chino Domingo, Nov 13 2011 

Si tuviera que decir primero lo bueno y después lo malo de la puesta…me quedaría en la mitad…no hay nada que no sea BUENÍSIMO en la obra.

Para no quedar fuera de lugar, pregunté si era necesario llevar un niño para acudir a la función. Se que no me entendieron de entrada la pregunta…aclaré y me contestaron que era para toda la familia. Fui.

Mucha gente haciendo cola. Justo delante mío, un niñito que, para entretenerse, decía la biografía exacta y detallada de cada personaje de la tira Mafalda. Llegué cuando hablaba de Libertad. Decía pasatiempos, cosas que le gustaban, que odiaba, amigos, apellido y narraba alguna escena. Así se pasó por todos…Manolito, Felipe, Susanita. Me sorprendió lo de los apellidos. Un pequeño genio.

Llegaron las 17.00 y entramos al auditorio del Parque Chacabuco. Hermoso lugar.

Casi normalmente, al inicio de las funciones de teatro se solicita apagar los teléfonos celulares y, en algunos sitios, se advierte que ‘si van a comer caramelos, pélenlos a todos ahora’…como una manera de pedir silencio para la concentración del actor.

En esta función no pasó eso…el silencio se fue poblando de risas y carcajadas de grandes y chicos que desde el inicio disfrutamos del programa.

Cuestión que un día, en el reino de Chin Chin, el malo roba los zapatos del dragón y encierra a otras deidades en sendas vasijas y se apodera del trono del reino. Pasan 15 años y la joven Lili es informada de su verdadera identidad, es la princesa que debe hacer justicia, y parte a vivir la aventura de poner orden en el lugar.

Surca mares y desiertos, escala montañas, lucha con la guardia imperial hasta que…bueno…este fue el adelanto. Vayan un Domingo al auditorio del Parque Chacabuco y disfruten de la historia completa. Les garantizo que se van a divertir y podrán disfrutar de la magia de Lucia Baya Casal, Gerardo Pori Porión, Lautaro Ostrovsky, Federico Chaina, Leonardo Quiroz, Lucas Kohan, del grupo Los Goliardos. Son lisa y llanamente buenísimos…hacen de todo…y bien. Nos vienen a recordar que los niños entienden una historia bien contada y no deben ser tratados como tontos, pues no lo son, son solamente niños creciendo, aprendiendo y enseñando.

Mi niña interior se divirtió mucho y desea que quien llegó hasta acá se anime a ir. Si tienen niños…BIEN…sino…TAMBIÉN!!!!!!

Es a la gorra…es decir…cada uno le pondrá su precio. Cuando le toque el turno, meta la mano en el bolsillo guiado por el corazón…

María, no se precisa ser niño para divertirse…

Salomé de chacra Jueves, Nov 10 2011 

De las interacciones biológicas que estudié en el colegio, mi favorita la protocooperación: pueden vivir de manera separada, pero en la unión, ambas especies se benefician.

Haciendo una analogía (y justo hoy me vengo a dar cuenta que detesto las analogías), aquella Salomé del Antiguo testamento, la del cuadro de Tiziano, la de la obra del gran Oscar Wilde y Mauricio Kartún podrían transitar la vida por veredas separadas sin necesitar una del otro, pero, se unieron y dieron vida a Salomé de Chacra…y el resultado me pareció que benefició a todos.

Nunca pensé que podía reír en una puesta sobre una tragedia…y anoche lo hice. La historia original era de por si jugosa, imaginen la ganancia de tener a Herodes casado con Cochonga viviendo en la pampa, en una hacienda, no estancia…ha-cien-da, festejando faena de chancho y vacas, teniéndolo todo…es decir: la chancha, los veinte y la máquina de hacer chorizos.

Y también existió un Bautista con una cabeza pedida por la muchacha a su padrastro a cambio del bailecillo. Y el deseo es concedido y la muerte provocada y la locura instalada.

No se como habrá sido la puesta original francesa, pero les aseguro que ver a Cochonga disparándole con un Remington Patria a su segundo Herodes desde el gallinero y luego huyendo a las tolderías ¿existirán todavía? merece un aplauso por la creatividad.

Los que han podido disfrutar Ala de criados, encontrarán acá el sello Kartún, ese estilo inconfundible capaz de situar cualquier tiempo en ese tiempo.

Un lujo ver a Osqui Guzmán, Manuel Vicente, Lorena Vega y Stella Galazzi en esa tragedia absurda, mixtura extraña de carnes, sangre y emociones, embutidas en tripa, atadas con hilo choricero…en ristra.

Y como siempre me pasa con los libros de Kartún, pasan las horas y me voy acordando de algunas genialidades: lo de la rúcula, lo de los regalos usados, el apodo de las muchachas de la casa a Herodes…y tantos momentos más que espero los tomen de sorpresa…cuando vayan a ver la obra al Teatro San Martín…de Miércoles a Domingo…en esta temporada.

María, qué genial es este Mauricio Kartun!!! Lo que me provocan sus textos…

Página siguiente »