El año pasado, como todos los años, saqué el abono de Teatrísimo. Una docena de Lunes de 2010 pasaba por el Teatro Regina y veía una obra semimontada. El día que le tocaba a Las d’enfrente hubo un incendio en el salón…y la obra se reprogramó. Algo pasó y no me enteré de esa fecha…y me quedé con las ganas. Después estuvieron de gira…y finalmente llegaron al teatro El Nacional…y hoy fui a la penúltima función de la temporada.

Ya todos conocemos la historia. Dorotea y sus hijas viven su vida como reflejo de lo que hace la familia de enfrente. Algo así como ‘yo hago ravioles…ella hace ravioles’…pero al revés. Las vecinas tienen criada, ellas tiene criada. Una de las vecinas se va a casar…una de las hijas se va a casar. Una historia escrita en 1910 pero que podría ser actual, salvando algunas distancias. En algún lugar de esta viña siempre habrá alguna persona que imita, o desea hacerlo, la vida del otro.

Teatro semimontado quiere decir que no es necesario ver la escenografía para saber que están en una biblioteca o en un pasillo o mirando por la ventana. Ahí la dosis extra de creatividad, la que nos piden como público y gustosos la compartimos. El resultado se traduce en un aplauso largo, merecido, de pie al bajar el telón…y ovacionando logramos que se vuelva a levantar y vuelva a caer. Emocionante hoy, supongo que será así todos los días.

Gran trabajo de todo el elenco…no voy a revelar favoritismos intentando ser objetiva: Emanuel Biaggini, Fito Yanelli, Jorge Rivera López, China Zorrilla, Paula Villanustre, Marikena Riera, Marisol Otero y Laura Palmucci…en ese orden estaban sentados. Dirección de Santiago Doria sobre el clásico de Federico Mertens.

La temporada ya se termina…pero si alguna gira les pasa cerca…no duden: VAYAN!!!

María, con un ritmo de vals en mente…Desde el alma…ponele…

Escuchar canción

Anuncios