Más allá de lo que se cuenta de la historia en la gecetilla, Chat es una muy linda obra, con muy buenas actuaciones que muestra hasta con algo de humor, una situación transitada de 2 maneras diferentes, con un final por el que vale la pena esperar los 90 minutos.

Una pintura familiar de nuestra época pensada y dirigida por Juan Pablo Galimberti. Se podría decir que es una familia muy normal. Padre médico, hijo estudiante de diseño gráfico y madre que se ocupa de caridades y de mantener la vida social de toda la familia. Sería algo así como una comedia sobre la comunicación…y la falta de…

Reconozcamos que la comunicación cambió desde que Internet entró a nuestras vidas. Pasados 5 minutos de hacer ‘Publicar’, algún trasnochado se enterará de lo que hice hoy, escribiré un mensaje de cumpleaños en un muro, ordenaré flores para una amiga que fue madre esta mañana y alguien entrará a un chat y conocerá a alguien, sin tener que andar caminando, mirando, buscando. Dos generaciones que pasan por lo mismo, pero que resuelven diferente. O se oculta o se manifiesta…he ahí la cuestión.

Cada navidad, cuando la gente se desespera por llamar a los que están en otras mesas de otras casas, siento que en realidad no quieren estar ahí y que si pudieran estarían en otro lugar. Algo así pasa acá. Desayunos donde no se habla con los que están alrededor de la mesa sino con quien está del otro lado del teléfono. Techos compartidos…pero el intercambio de deseos se realiza en un chat. Un chat que acerca y ayuda a que el siguiente paso se de con mayor celeridad.

Gran trabajo actoral de Lucas Bianchini, Luciano Crispi, Marcela Dulcich, Guillermo Flores. Composiciones tan naturales que parecería que primero los encontraron a ellos y después escribieron el libro.

Una obra para ir a ver esta primavera en el Espacio Polonia, prometo que la van a disfrutar tanto como lo hice yo.

Y ya que estamos hablando de modos de comunicación modernos, hace unos años, mi Tutu me saludó por mi cumpleaños en su fotolog diciendo algo así como ‘yo se que me querés, porque me lo decís y porque me lo demostrás ocupándote siempre de mi’. Emoción aparte, me sentí feliz porque era mi cumpleaños y así debía ser, y porque lo que hago naturalmente con ella desde que era un bebé, fue interpretado como amor…como una demostración de amor. Y hay tantas maneras de demostrar como individuos pisamos el planeta…y, siendo este un blog personal, puedo decir algo que debe leerse como demostración de afecto: soy claustrofóbica, eso hace que al entrar a un lugar, lo primero que busque sea la salida. Padezco en los ascensores pequeños y evito los lugares cerrados pues me dan sensación de asfixia. En el cine/teatro me siento siempre en un pasillo, mirando de reojo la puerta de salida. Hoy entré directamente a la segunda fila y me senté del lado de la pared…es decir…el opuesto a la salida/pasillo…y eso significa que me siento a gusto en el lugar…y que no le tengo fobia. Debe ser porque siempre la paso bien y disfruto todo lo que allí hacen.

Bueno…eso…una manera de decir lo que siempre digo: el Espacio Polonia es un bello sitio, lleno de bellas personas con caras que ya me son familiares.

María, arrancando el finde…

Anuncios