Qué linda noche!!!!! Dosis exacta de gotitas cayendo…como para llenar la ciudad de romántico espíritu, pero no tanto como para cancelar planes.

Gracias a una acertadísima recomendación, esta noche fui a El camarín de las musas a ver Amar.

No esperen ver parrilla de luces ni escenografía de películas…simplemente vayan preparados para disfrutar de una propuesta interesante, cuidada, ingeniosa y original con libro y actuaciones de calidad.

Dan sala, nos piden que apaguemos los celulares…se apagan las luces y de a poco el mar se va acercando y nos hace escuchar su sonido. No me vengan con que era el ruido del mar…no necesito que la espuma me salpique para reconocer el mar…y les digo que era el mar.

Una especie de patio de discoteca (o algo así) con una planta tipo enredadera…3 parejas en un fin de semana y se podría decir que es casi un tiempo real de una hora y media lo que se comparte. Pequeñas historias que se van sucediendo, personajes que salen de escena y pasan a ser iluminadores, rotan y son iluminados…y actúan y nos vamos sintiendo inmersos en ese pequeño mundo de pequeñas luces que con su intensidad o tono van marcando el ritmo justo.

Típicos momentos donde todo nos da risa…quizás por el aire de mar mezclado con tragos o simplemente por tener ganas de que todo nos provoque risa. Y se contagia…y terminé riéndome sin haber bebido.

Estoy tratando de elegir qué fue lo que más me gustó…y creo que me quedo con TODO. Definitivamente es una obra para ir…y volver. Les aseguro que la van a pasar muy bien…se disfruta de principio a fin…no tiene desperdicio…quita el sueño aún para los que nos levantamos antes del alba y ya pasaba de la medianoche.

María, con un poco de sueño…pero contenta… 🙂
P/D. Las luces son lo más!!!!!

Anuncios