Linda noche de Viernes empezando en El Piccolino. Desmesura, obra difícil de explicar con mi precario vocabulario…pero lo voy a intentar.

Bella música mientras daban sala…Hallelujah de Leonard Cohen. 🙂

La historia presenta Pablo, a un escritor leyendo la más bella declaración de amor. Sencilla. Cotidiana. Hermosa.

Y acá viene lo complicado de explicar. Este joven está escribiendo una obra de teatro y va usando ingredientes de su propia pareja y su crisis con Manuel en su obra, por lo que situaciones que vemos le pasan en primera persona, luego de un click, aparecen sobre el mismo escenario cuando 3 mujeres dan vida a ese libro que él esta escribiendo.

Algunas de esas situaciones, frases y comentarios, aparecen en la escena que recrean Mía, Luz y Marisa, hasta que por una razón mágica que solamente pueden ocurrir en una obra de teatro, es Marisa, uno de los personajes de su obra, quien lo ayuda a resolver su propia crisis, diciéndole que…eh…no puedo…sino…les arruino la sorpresa cuando vayan.

Diferente intensidad al amar…o quizás simplemente distinta manera de expresarlo, la desmesura es eso…lo ‘sin medida’; que puede ser bastante o tanto…aunque en el fondo ambos términos signifiquen mucho.

Paréntesis. Mi lugar en la obra: no entiendo el cine de David Lynch. Vi Carretera Perdida varias veces y sigo sin entenderla. Cierro paréntesis.

Divertido el momento en que las historias se entrecruzan…y el perro y la llamada de la madre y el fastidio que le produce a Manuel la insistencia de sus personajes por saber como siguen.

A la salida se puede comprar el libro. Aunque sea por las primeras 2 hojas ya vale la pena. Asignen de antemano los $25 que vale y llévenselo a casa.

María, finde!!
P/D. Me parece que la frase era de ‘La mala educación’…
Escuchar canción

Anuncios