Terminando por fin la semana, llegó el Viernes…y la cita era en Moliere de Balcarse 682 a las 22.00.

Salón lleno…todo lleno. Algo para comer y beber, todo rico, mientras esperamos que aparezca la banda. Ambiente cálido, escenario acogedor, velas, todo bello.

Suben Lisandro Etala, Hernán Bruckne, Federico Meier y Diego Gosiker a escena…empiezan a tocar…y de pronto como la voz del todo poderoso…de algún lugar…surge el tono suave de Natalia Cociuffo, vestida de negro…todo negro.

Una a una fueron desgranando las bellas canciones. Aclaro: no era solo música…se notaba que había un show montado…detalles calculados…todo cuidado.

Cuando creí que no podía mejorar arranca el acústico de Lisandro y Natalia…Amarillo!!! Me encanta esa canción!!!!

Pensé que estaba todo dicho, pero faltaban los invitados especiales: Gabriel Goldman y Melania Lenoir. Sabía que el músico iba a ir…me lo imaginé al piano…pero no…se calzó un acordeón y tocó como si fuera músico de la banda desde siempre. Y de Melania Lenoir ¿qué se puede decir que ya no se haya dicho? Contundencia y sutileza en dosis justas. De negro también…todo negro.

Un par de canciones más y un final para el recuerdo: banda e invitados haciendo un clásico de Virus aggiornado.

La banda sonó excelente, muy inspirados todos, Nati bella y talentosa como siempre. El lugar increíble y la noche también. Todo, todo, perfecto.

Ah, me faltó contar el nombre del show…TODO!!! 🙂

María, a la noche no le faltó nada…

Anuncios