Y llegó la noche del Jueves…y junto con ella la obra Malicia en el teatro La comedia.

Once invitados, la anfitriona y 2 personas que ayudan con el servicio, reunidos sin otro motivo aparente más que el de juntarse y hablar. Salvo por algunos detalles, por momentos sentía que podía ser una de mis reuniones de amigos. Los temas van mutando, las opiniones y las posturas también. No miento si digo que muchos de esos temas han sido tópico alguna noche.

Esa imaginaria lista de invitados parecería haber sido concebida por el mismísimo Noé en su afán de salvar uno de cada uno, asegurándose uno de cada especie. Cumplidos que con el paso del tiempo se transforman en reproches y acusaciones. Alejamientos, regresos. Y cada tanto todo vuelve a empezar y se acomodan los lugares, se arman los bandos y todo fluye.

Pareciera atemporal…aunque con un toque kitsch de otra década. De cada personaje me quedé con un poco…y de todos detesté también un poco. Mis favoritos Georgina y Olavia. No me pidan nombres de actores a esta hora…tuve un largo día de oficina y el de mañana promete ser igual o un poco más largo e intenso.

Prometo volver a ir, mirar mejor, ver más detalles y completar todo lo que ahora me está faltando. Presiento que le encontraré colores y matices que surgen diferentes cada noche.

María, agradecida por la invitación…
P/D. Manden un correo a reservas@teatrocrudo.com.ar y la entrada viene con descuento!!

Anuncios