Esencias Domingo, May 29 2011 

Según el diccionario de la real academia española…la esencia es Aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas.

El lugar, la sala del teatro El Piccolino nos recibió con un agradable aroma a esencia de hornito de las que me gustan mucho. Se percibía un sabor cítrico…quizás limón, quizás naranja…da igual. El escenario…un medio limón y una media naranja. El planteo de la obra era ese: ¿Qué pasa si en la búsqueda de la famosa media naranja se encuentra un medio limón?

La obra intenta encontrar la esencia de las personas vistas en el momento del encuentro entre 2 personas…desconocidos que intentan ser pareja o ex-parejas.

Romina y Lucas, 2 desconocidos en un supermercado. La pasión de él, el football y Estudiantes de la Plata, le parece fascinante a ella…y él encuentra atractivo el hobby de ella, tocar la guitarra. Tanto así es la conexión, que tras una corta charla tienen su primer cita. Luego, lo que enamoró en el primer momento se vuelvo poco menos que insoportable con el pasar del tiempo.

Segunda escena…cita entre Clara y Facundo, ex-pareja, que habían roto hace tiempo porque evidentemente eran diferentes…y pasado un largo tiempo…seguían siéndolo.

La tercera, un encuentro casual en un tren subterráneo. María y Luciano…ex novios. Todo lo que en el pasado los separaba había sido cambiado por ambos…se transformaron en lo que querían ser…y la distancia entre ellos seguía ahí.

Desencuentros, nuevos encuentros, nuevas historias…revelando que en el fondo, la esencia de cada uno, sigue siendo la misma…pero intentando probar que en la variedad de la mezcla de esas esencias puede radicar el éxito final del aroma.

6 seres inevitablemente solos que buscan encontrar a alguien…y si es el indicado…mejor.

Linda comedia para reírse y verse reflejado en algún momento.

Un apartado especial para la música. Inequívoca selección de canciones que todos conocemos. Muy buenas las interpretaciones de Carolina Amoroso.

Muy acertado el trabajo de Fernanda Casares como autora, directora y actriz.

Un dato de color: sala repleta…es decir…gente haciendo cola para entrar. Como corresponde, respeté el lugar de llegada y me ubiqué en la fila…en el lugar que me tocaba. Arribaron 2 (dos) muchachos y se colaron delante mío como si estuviera pintada. No dije nada…no me molestan esas cosas…hay gente desubicada siempre. Sin querer, escuché la conversación. Uno de ellos le confesaba al otro que esperaba que la novia estuviera en el baño para revisarle el teléfono celular…y le explicó que, si se apura y lo hace bien, puede enviar un número a la compañía de celulares y recibir al toque una respuesta de cantidad de mensajes o duración de llamadas o claves o cosas así. Manifestó que siempre le quedaba la duda de si era verdad que la novia salía con las amigas o tenía otras citas, y de ahí la necesidad de controlarla. Escuchando tamaña imbecilidad, adiviné que en la esencia de ese caballero estaba el engaño…y…que si la lógica aplicara en estos casos…sus sospechas serían fundadas…pero él nunca se daría cuenta.

María, tomando té…oliendo rica esencia de limón 🙂

Escuchar canción

Vientos que zumban entre ladrillos Domingo, May 22 2011 

Casi como aquella canción que dice Que lindo que es soñar, soñar no cuesta nada, soñar y nada más, con los ojos abiertos, el libro de Diego Faturos nos ubica como testigos de estos personajes sacados totalmente de noción de tiempo y lugar. Hay un afuera…por lo que asumimos que ellos están adentro.

Duermen/sueñan/viven en una cama…rodeados de agua…sin puertas ni ventanas. Sueños recurrentes. Sueños compartidos. Sueños que son recuerdos. Sueños que son anhelos.

Ionesco…que no se como llegó hasta ahí, su hija y un amigo…y la visita inusual de una asistente social que llega, comparte y se va…dejando algo de ella para ser recuerdo…y sueño.

Todo lo de Timbre 4 tiene belleza…y esta obra no fue la excepción.

La perfección de la tarde se vio empañada por unos instantes en los que un taxista que me acercaba a casa, sin que yo dijera nada, dijo ‘las mujeres no tienen que manejar…son dispersas…el 80% del tiempo hacen boludeces en su vida…no sirven…dirán que soy racista…pero es la verdad…no sirven’. Todo esto mientras era encerrado por un auto verde…conducido por un señor. No entendí nada…bah…capaz no pasó y solamente lo estaba soñando.

María, terminando el Domingo…con una sonrisa…

El diario de Carmen Sábado, May 21 2011 

Lectura pública de un diario íntimo. Prueba palpable de la frase ‘hacemos cualquier cosa por no estar solos’.

Tuve que haber escrito esto apenas salí de la sala…pero me quedé leyendo ‘Imágenes de una novela’ libro escrito por Luis Cano, autor y director de la obra ‘El diario de Carmen’, que se puede ver en el espacio Elkafka todos los Jueves a las 21.00.

Calle Lambaré 866…portón…gran salón azul. De las variedades de azul que nos rodean debo decir que ésta es un azul lindo. Espacios generosos para esperar, leer, tomar algo hasta que pasemos a la sala.

Carmen y Juan en un living. Juan mirando por la ventana. Carmen esperando que esa sala se llene, se haga silencio, bajen las luces y…ACCION.

Un relato a dúo podría decirse…donde Juan es el encargado de las formas verbales y Carmen de lo demás. Una historia que aparece una y otra vez en las hojas del diario…en la vida.

A simple vista parecería una simple historia…pero la manera de transcurrirla la cambia por completo. El estilo de la narrativa y de la interpretación es el tercer protagonista que junto a Gaby Ferrero y Mauricio Minetti transitan esa escenografía que por momentos asfixia. Muy cuidados todos los detalles. Si hasta el vestuario pareciera formar parte de una de esas paredes.

No se puede contar el final simplemente porque no lo es. Todo pareciera una escritura laberíntica…y no se si lo que sucede es un final o una bifurcación, un camino alternativo que nos deja en el exacto punto de partida.

Muy buena opción para comprobar que la riqueza narrativa, la exquisita literatura y el teatro, tranquilamente pueden poblar un diario íntimo.

Otra opción de buen teatro en Baires.

María, finde 🙂

PH, un lugar común Domingo, May 15 2011 

Afortunadamente en Palermo todavía hay quienes siguen transformando casas en teatros.
PH, propiedad horizontal…casa tipo chorizo para algunos.

Entramos como testigos de lo que transcurre en la casa de Roy en el día de su cumpleaños. Cuarto lleno de papeles que han servido como pañuelos para secar lágrimas.

Golpeando puertas y ventanas, irrumpiendo en la escena como en la vida de todos, aparecen Delio y su mochila…contando de sus progresos y éxitos con el arte. Éxitos relativos si se quiere…o sensaciones de éxito mejor dicho. No tiene donde vivir ni qué comer…y sueña con que alguien compre un cuadro suyo en Europa…no importa el precio…15 Euros es mucha plata acá.

Si bien Roy es el del cumpleaños y dueño de la casa, es Delio el que va imponiendo los ritmos: corta cualquier clima y asume el rol del que tiene todas las respuestas…aún antes de haber escuchado las preguntas.

Delio podría escribir frases en sobres de azúcar o quizás las ha leído todas y ahora las dice. La primera en la que reparé fue ‘Si querés hacer goles tenés que jugar al football’.

De a poco van llegando otros amigos a este cumpleaños sorpresa. Franco, hijo y nieto de cardiólogos que se pone un papel en la nariz por si le sangre. Hipocondríaco.

Mirco y Nahuel protagonistas de una dupla unida por una necesidad mutua…que casi los convierte en parientes.

5 amigos que se juntan para preparar un asado y festejar un cumpleaños podría haber dicho como primer frase…y no mentiría…pero creo que sería más acertado pensar que es una muestra de la dinámica de la amistad en estos tiempos.

Muy buen libro, actuaciones, ambientación y onda del lugar. No esperen entradas para guardar de recuerdo…le darán un palito de helado pintado. Desde ese momento en adelante…todo es original. La cocina es una cocina…y cuando van a hacer el asado suben a la terraza de verdad. Salí tentada de un asado…e hice realidad ese deseo.

PH, una obra para ir a ver. Se van a reír y van a pensar. Se verán reflejados en algún momento. No es necesario llamarse Roy, Delio, Franco, Nahuel o Mirco para sentir que eso que sienten…a veces…nos pasa a todos.

María, disfrutando de un finde brillante 🙂

De tripas corazón Domingo, May 8 2011 

Eva, Pilar, Virginia y Carmen. 4 actrices ensayando una obra de teatro…muy próximas a debutar. Una cámara oculta en la sala, un director que no aparece, nervios propios del debut y una muerte desencadenan una serie de hechos tragicómicos.

La muerte suele sensibilizar y emocionar…en este caso dio pie a una sucesión de hechos que no podría contar…son para ir y verlos.

Carmen y sus caras de sufrimiento por la pérdida, recordando la historia del Ninja. Eva y sus pinturitas. Virginia y la versión de ‘Carta de un león a otro’. Tuco, la furgoneta, el cepo. El tío Roberto Mario que prestó el cajón. Las flores. La telepatía de las ratas. Las cenizas. El sandwich en la costanera. Todos momentos inolvidables.

Obra de teatro que usa el recurso cinematográfico para hacernos cómplices de lo que está pasando detrás de escena…o enfrente de ella.

Si quiere sentir lo fácil que es reírse de una tragedia…vaya al Centro Cultural Caras y Caretas los Sábados a las 22.00 y después me cuenta.

María, Sábado laaaaaargo…

P/D. No se pierdan las caras de Agustina Cerviño…

Souvenir en Timbre 4 Jueves, May 5 2011 

Un lujo más para la cartelera porteña: vuelve Souvenir…y esta vez a Timbre 4.

Si nos animáramos a creer que el verdadero sonido de la música es el que escuchamos en nuestra cabeza, cuánto más lanzados seríamos y cuánto más alcanzaríamos. La señora Florence nunca vio impedimento alguno para desplegar su arte. Carente total de oído y talento musical se dio el lujo de tocar en el Carnegie Hall, poniendo en su tono clásicos de todos los tiempos.

Fue conocida, quizás, como la peor cantante del mundo…pero ella jamás sintió alguna limitación…y esa firmeza emociona. Hermosa relación entre el joven y virtuoso pianista y esa señora que jamás dudó del talento de ambos.

Como un acto de justicia, los que no vieron aquella puesta en el teatro Regina tienen la posibilidad ahora de disfrutar de esta singular historia…y los que ya la vimos…vayamos otra vez!!!

Sabía de qué se trataba la obra…pero igual me tomó de sorpresa. Por el tipo de sala, me pareció que los cambios de vestuario de la señora Karina K fueron más complicados que antes…pero el resultado fue el mismo: perfección. Siempre entrando en el momento justo de la canción…sin un segundo de retraso por más que la historia transcurra para Cosme sobre el escenario y para la señora Florence tras bambalinas.

El talento de Pablo Rotemberg como pianista no se discute. Escucharlo es ya por si solo un espectáculo. Sumémosle el talento de Karina K hasta para desafinar y le aseguro que no se va a arrepentir si se llega a la sala.

No dejen escapar la oportunidad…el otoño es una mala época para aquellos que no tienen imaginación. No sea de este grupo y salga. Vaya a ver buen teatro y después me cuenta.

María, disfrutando nuevamente…

Escuchar canción

Elena Roger en Hebraica Domingo, May 1 2011 

El día que las entradas salieron a la venta adquirí la mía: fila 1…butaca 1. 🙂

Después de haber visto a Elena tantas veces sobre un escenario, todavía logra emocionarme como si fuese una primera vez.

Se asomó al escenario en un sencillo vestido violeta, verde y beige…y en unos instantes…con su impecable voz sentenciando a capela ‘Y se abrirá todo el cielo, no será un día normal…’ silenció la sala y logró fascinar en el sentido ese de atraer irresistiblemente. Ni una mosca se animó a volar…latimos todos a ese ritmo hasta que dejó volar su voz hasta cada rincón de Hebraica mientras terminaba la canción con ‘Una música infinita’. Talento infinito también.

Delicada selección de canciones. Nos paseó por todos los discos. Deleitó con lo mejor de Mina, che cosa sei…(bah…TODO Mina, che que cosa sei es un deleite), nos acercó un poquito a Passion con ‘Loving You’, un par de canciones de Evita, recordé a la Fantine de Los miserables en ‘Soñé un sueño’…y se volvió a robar todos los aplausos con ‘Non, je ne regrette rien’.

Un segmento de tangos con Pablo Mainetti…acompañándola con su bandoneón en ‘Una canción’, de Cátulo Castillo y Aníbal Troilo y ‘Siempre se vuelve a Buenos Aires’, de Eladia Blazquez y Astor Piazzolla.

Desde un imaginario balcón se asomó Evita para decir ‘It won’t be easy, you’ll think it strange, when I try to explain how I feel’. Piel de gallina señores…piel de gallina!!!

Un recuerdo a don Ernesto Sábado al decir ‘Una voz, como un sentimiento, como una canción, algo más que me ayude a despertar, a seguir, a no bajar la guardia, siempre a seguir, no esperes, no te enseñare a vivir…’. Imposible no pensar en mi padre en la víspera del aniversario de su fallecimiento.

Músicos de primera dirigidos por el maestro Javier López del Carril y Gabriel Goldman.

Salí llena de música en mis oídos, sonrisa en mi cara y muchas ganas de seguir escuchando buena música.

Tengo ganas de compartir una canción…pero no me decido…son todas buenas.

María, si no canto lo que siento, me voy a morir por dentro. He de gritarle a los vientos hasta reventar, aunque solo quede tiempo en mi lugar…

Escuchar canción