Otra vez Mauricio Kartun deleitándome con uno de sus libros.

La visita a la casita de los viejos es un viaje en el tiempo que Rubén emprende cada vez que necesita sentirse niño…cuando la única consecuencia de sus actos eran penitencias de 3 semanas sin postre o un rato encerrado en el baño.

Con cada contratiempo de adulto vuelve a la casa donde su padre escucha el partido, su madre lo trata con distancia, la vecina y sus hijas le cuentan sus vidas y recuerdan sus otras visitas…y con él mismo…comiendo uvas peladas en la vereda o practicando solfeo.

Hay un día en el que no volvemos más a ese sitio…y ese día se diría que empezamos a crecer.

Obra corta…apenas 40 ó 45 minutos. Correctas actuaciones…intenso el personaje del padre…conmovedor Rubencito…típicas Pocha y Porota.

Una opción para pasarse por Liberarte los Sábados a las 19.30.

María, disfrutando del finde largo en Baires…

Anuncios