El sonido del teléfono interrumpe a Amalia en su rutina de bicicleta fija. Le anuncian la muerte de la tía Rita. Minutos más tarde, su prima Mónica pasa por la casa para esperar que el primo Mario Marito las pase a buscar para ir al velorio.

Tiempo de espera. Tiempo para conocerse, presentar al dios Gregorio, contar la historia de Vargas, brindar, preparar té y jugar al ‘yo nunca…‘.

Todo se va dando naturalmente, el betún de Judea…el bolero Lo dudo…los globulitos de la homeopatía…y no cuento más…hay que ir a verla!!!

Laura Eva Avelluto y Sol Ricci son las primas Polonski cada Domingo en el teatro Boedo XXI…en Boedo 853. Personajes tiernos, reales por momentos, absurdos por otros…así…como todo en la vida…

María, después del granizo…

Anuncios