El corte de la avenida 9 de Julio para permitir que funcione un circuito automovilístico y el propio en la avenida Corrientes por la noche de las librerías, me dieron tiempo para pensar, recordar y disfrutar nuevamente el espectáculo que había terminado de ver: Mina, che cosa sei?!.

Lo había visto hacía como 4 ó 5 años…a media sala. Esta vez la sala estaba llena y todos coincidimos en ovacionar el final.

Mientras esquivaba los vendedores de empandas y pan casero relleno, los livings literarios y los juegos de kermese infaltables en una jornada cultural, buscaba adjetivos para expresar mi opinión.

Intentaba no caer en la reiteración. Pensé en genial, buenísimo, excelente, increíble…hasta que pensé en el nombre de la protagonista: Elena Roger. Y ahí me di cuenta que es fácil describir todo.

Elena protagonizó la obra…cantando, bailando y actuando durante casi 2 horas. Y todo estuvo excelente, extraordinario y genial…es decir…fue Elena sobre un escenario. Eso lo define todo.
Cabello rojizo como aquellas primeras veces, Diego Reinhold brillante compañero, Javier Lopez del Carril haciendo vibrar el ambiente como a sus cuerdas, todos los detalles con perfección inglesa…eso es Elena.

Escuché ‘Il migliori anni della nostra vita’ que me vino al pelo porque sin dudas éste fue el mejor año de mi vida…al igual que el anterior…y que el anterior a ese.

Las comparaciones suelen ser odiosas…por eso desde hace mucho dejé de compararla. Simplemente disfruto de su arte, veo sus obras tantas veces como puedo, hice un pequeño desvío de 4000 kilómetros en unas vacaciones simplemente para aplaudirla una noche y voy a tramitar la visa para poder entrar a USA solamente para poder asistir a Evita.

Quien crea que exagero, cierre los ojos y escuche la canción que aparece más abajo.

María, feliz!!!!

Anuncios