Si les pasa como a mí…el título no los orientará para nada.

Tal es la obra que fui a ver a El Camarín de las musas…El Desarrollo de la Civilización Venidera.

GRAN trabajo de María Figueras. Salvo poquitos minutos de ausencia, en el resto de la obra es su personaje el que marca los tiempos y sus cambios.

Un historia cotidiana se diría…un día cualquiera entra Navidad y Año nuevo aparece esta Nora de Casa de muñecas poniendo al alcance de la vista esa particular relación y el rol que en ella tiene. Daniel Veronese, como siempre, escribiendo diálogos que hacen que nuestro lugar de meros espectadores sea dificultoso…si dan ganas de decir algo…o al menos de moverse en la butaca.

Difícil no contar más…pero hay que ir. Mañana o pasado se van de gira…pero estemos alertas a su regreso. Es una obra para ver…y volver.

María, disfrutando el final del fin de semana
P/D. Gracias por la invitación ‘prima‘. 🙂