Cuando leí el libro supuse que la adaptación iba a ser dificilísima…no se cuanto trabajo llevó…pero el resultado fue una obra muy buena.

Puntualmente se abrió el telón y pudimos ver una especie de aparato de TV gigante que transmitía imágenes de un canal especializado. Voz en off desconocida e inicio del texto.

La escenografía era la indicada para estos casos…un ambiente íntimo y cálido donde el disertante se podía poner cómodo en algunos momentos.

El arte, de la mano de la pintura y la literatura, nos fueron adentrando en el conocimiento y la profundización de conceptos respecto de mitos, tabúes y, las consabidas Malas Palabras.

¿Qué las hace malas? Son palabras. Palabras que definen cosas, acciones, partes del cuerpo. Se las nombre y cita con naturalidad, jamás cayendo en el mal gusto o la vulgaridad.

Daniel Kuzniecka, adaptador de la obra de Ariel Arango, director y actor de la puesta se coloca en el centro de la acción y con sus monólogos nos lleva a recorrer casi diría la historia de la humanidad, acercándonos a Voltaire, Pierre Louys, Sigmund Freud, Marqués de Sade. Vimos obras de arte que ilustran los contenidos vertidos.

No puedo contar más porque me gustaría que vayan. Se encontrarán con una obra que propicia la risa, siempre de la mano del buen gusto. Una especie de stand-up pero sin estridencias ni exabruptos incómodos.

No llevaría a mamá porque es de la generación de ‘eso no se dice, eso no hace, esto no se toca’…ni a mi Tutu porque es chica…pero el resto de la gente normal, no pacata, puede ir.

Les doy mi garantía de que se van a divertir y la van a pasar bien.

María, sabiendo que voy a volver…
P/D. Palabras, después de todo, quien les pone el calificativo de ‘malas’ o ‘buenas’ hemos sido nosotros. Anímese y, aunque sea por un momento, siéntalas tal cual son: solo palabras…

Escuchar canción

Ciudad Cultural Konex
Sarmiento 3131, Buenos Aires, Argentina, C1196AAG
Viernes a las 21.00
Sábados a las 23.00

 

Anuncios