Quería ir a ver la obra porque trabaja Malena Figó…pero la venía postergando. Finalmente pude ir.

El tema de ser feliz a los demás o a uno mismo me parece ya muy trillado y la idea de la posibilidad de mantener una doble vida por una década no me parece algo sostenible como historia principal en la época que transitamos.

Un hombre, un accidente, una llamada telefónica a la esposa que vive en Nueva York. Otro aviso, otra esposa. Mismo hombre. Debate ‘moral’ del protagonista, explicando que hizo feliz a ambas y que lo que hizo fue casi una hazaña. Pequeños viajes temporales a los instantes en que la historia comenzaba.

Me gustó mucho la composición del personaje que hizo Carola Reyna…como siempre…una gran actriz de teatro. Eleonora Wexler bien también. Malena Figó en un personaje pequeño, pero bien armado y logrado. La enfermera acotando lo justo y necesario y un abogado para poder mantener los diálogos más cínicos del personaje.

Estuvo bueno verla…pero no creo que deba ser prioridad en ninguna agenda.

María, terminando el finde laaaargo.

Anuncios