La rima IV del Sevillano conocido como Gustavo Adolfo Bécquer siempre fue una de mis favoritas. Me provoca cierto alivio. Me da la seguridad de que mientras lo desee…a pesar de todo…siempre habrá poesía.

Con el teatro off me pasa algo similar. Siempre que un puñado de personas y sus talentos se den cita en una sala…siempre habrá teatro…y poesía.

Anoche fui a ver ‘Quien sabe Marta’, una obra escrita y dirigida por Francista Ure. Un único personaje…Marta…encarnado por 7 actrices que nos develan una Marta distinta en cada escena. Marta puede ser cualquiera. Marta tiene sus días…como todos. Marta se siente como cualquiera. Marta siente como todos. Marta actúa como cualquiera. Marta reacciona como todos. Marta está formada de momentos…de momentos de todos.

Quien no se identifica con algún momento de alguna Marta es porque simplemente no la conoció. Marta está ahí…al alcance de todos…en el teatro La Huella…en Medrano 535…reservando entradas en el 3528-2848 o entrando a Alternativa Teatral.

Me reí y pensé…alternativamente…simultáneamente.

Muy buena propuesta. Buen libro, buenas actuaciones, un concepto estético logrado…siempre actuando sobre una pantalla que proyecta imágenes que completan la escena de cada Marta. Esos espectáculos en los que sentimos que debemos dejar de aplaudir simplemente porque hay que irse…no porque falten ganas.

Vayan, por favor, vayan. No necesitan que les mande público…agotan todos los Sábados…se lo recomiendo al lector…no saben lo bien que la van a pasar. Busquen a Marta…se van a encontrar a ustedes.

María, voy a volver…

Rima IV

No digáis que agotado su tesoro,
De asuntos falta, enmudeció la lira:
Podrá no haber poetas; pero siempre
Habrá poesía.
Mientras las ondas de la luz al beso
Palpiten encendidas;
Mientras el sol las desgarradas nubes
De fuego y oro vista;

Mientras el aire en su regazo lleve
Perfumes y armonías,
Mientras haya en el mundo primavera,
¡Habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance
Las fuentes de la vida,
Y en el mar o en el cielo haya un abismo
Que al cálculo resista;

Mientras la humanidad siempre avanzando
No sepa a dó camina;
Mientras haya un misterio para el hombre,
¡Habrá poesía!

Mientras sintamos que se alegra el alma
Sin que los labios rían;
Mientras se llora sin que el llanto acuda
A nublar la pupila;

Mientras el corazón y la cabeza
Batallando prosigan;
Mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡Habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
Los ojos que los miran;
Mientras responda el labio suspirando
Al labio que suspira;

Mientras sentirse puedan en un beso
Dos almas confundidas;
Mientras exista una mujer hermosa,
¡Habrá poesía!

Anuncios