Todavía no deshice la maleta del todo y ya tengo ganas de viajar!!!

La semana pasada inicié mi cuarto viaje a Perú. Además de volver a Lima, sentí que estaba volviendo a los afectos. Gente que me hace sentir que nos vimos el día anterior y que nada cambió en este tiempo.

Lima me recibió pasada la medianoche con una interminable cola en migraciones.

Si algunas vez vieron esas casas con ventanales que permiten ver el mar y al lado hay una chimenea…entonces ya conocieron la casa donde me hospedé. Punta Hermosa para ser más específica. Caminatas a la orilla del océano y aire húmedo pegándome en la cara fueron una combinación increíblemente bella.

Conocí el Parque de agua!!!!!! No se cual es el efecto que provocan en los humanos…pero salimos con sueño…con la energía justa para llegar a la casa a dormir.

Creo que establecí mi propio record: tomé Inca Kola con TODAS las comidas!!!!! jejeje. Y me traje un par de botellas…las estoy helando y guardando para un momento especial.

Recorrí Barranco, comí jamón en ‘Don Juanito’, caminé por el Puente de los suspiros, vi la cruz de Chorrillos…e igualmente el tiempo me supo a poco. Vi a algunos amigos y dejé plantados a otros. Definitivamente tendré volver.

El regreso fue más corto…esta vez no teníamos vientos de 200 km por hora de frente. Del avión al taxi y a la oficina. Recién me estoy empezando a recuperar…estoy como a otra velocidad.

Compartí vuelo con el equipo rosarino de nado sincronizado. Una docena de jóvenes que trajeron orgullosas la medalla de bronce de la competencia.

Y ahora estoy acá, viendo hasta donde llego con los puntos acumulados en las tarjetas. Ya llego para varios destinos dentro del país…jejeje.

María, cansada de llamarte, con mi alma destrozada, comprendo que no vienes por que no quiere Dios…

Escuchar canción

Anuncios