Ya sabemos que comparto la frase budista lo que sucede…conviene…

El siguiente destino era Granada…pero sin darme cuenta me encontré aceptando la invitación de mi ahora amiga Marta para visitar León. Todo empezó en el avión mientras buscábamos música. Le dije que me gustaba Café Quijano…me dijo que eran de León…que tenían un bar llamado La Lola…subí a un autobus y me vine.

Preciosa ciudad para recorrerla durante el día…iglesias y catedrales que dan gusto. Bajando el sol fuimos a conocer La Lola. Tomamos unas bebidas, tuvimos una de esas charlas donde se habla de la vida y llegó Patricia (La Pu) para formar el trío que salió de recorrida.

Las callecitas empezaron a poblarse de mesas, entramos a un bar, pedimos un jugo de uva sin alcohol, comimos papas con queso, pagamos y nos fuimos. Siguiente cuadra, mismo jugo, una especie de croquetas de queso, pagamos y nos fuimos. Otro bar, misma bebida, tostadas de queso con tomate. Otro bar, misma bebida…etc…etc…etc.

En el quinto o sexto bar, mientras comíamos pizza, entendí como era el sistema: se paga la bebida a 1 Euro el vaso, y cada local ofrece una tapa de cortesía. Estas niñas conocen el tipo de tapas o pincho que se ofrece en cada lugar y así se arma la ruta dependiendo de las ganas.

No puedo culpar al alcohol…solo bebí jugos…pero por alguna magia que seguramente tiene León…con poquitos Euros hemos compartido una estupenda cena con estas dos amigas nuevas…que espero ver en Argentina alguna vez.

Me sigo perfeccionando en el uso del idioma…ya podría construir media docena de frases usando la palabra cutre.

María, disfrutando de la noche en León.
P/D. Marta es la mejor guía de Leon que cualquiera pueda desear…se las recomiendo.

Escuchar canción

Anuncios