Así como cuando nos dicen ‘Feliz cumpleaños’ contestamos ‘gracias’, hay ciertas frases hechas que tienen su contrapartida.

Cuando vacaciono fuera de Argentina, siempre llevo remeras que digan Argentina en algún lugar. No digo la camiseta de football…pero con algún bordado pequeño que indique mi nacionalidad…además del pasaporte y el acento.

En los países árabes, todos los hombres que leen el nombre del país, con una sonrisa dicen ‘Maradona’. Siempre, en todos los casos…sin excepción…hasta hace unos días en Cairo…a la salida de la mezquita. Un vendedor de monedas ofrecía sus productos a 5 Euros. Sabía que eso era mucho…no quería regatear…pero quería las monedas. Me miró, leyó Argentina en la remera y me dijo ‘Susana Gimenez!!!’. Dentro de un viaje donde todo es subrealista, escuchar ese nombre me pareció que se salía de todo tipo calificativo. No pagué los 5 Euros…me dijo 2 y acepté…que conozca a Susana vale la diferencia.

María, sabiendo que a Susana es conocida hasta en Egipto… 🙂

Anuncios