La primera vez que fui a comer a La Dorita, sentí que un perfeccionista tomó un chorizo, lo envolvió en masa de pan, lo puso a cocinar, lo bautizó como Choricampi y luego se sintió orgulloso por haber podido perfeccionar la perfección del embutido fresco.

Si pensamos que nadie podría superar ese acto…¿Qué decimos ahora del que tomó el embutido, lo metió dentro de un pan y alrededor le hizo un lugar para ver películas y lo llamó Chori Cine?

Ignoro a quien le debemos la genialidad…pero se puede apreciar su obra en el Tigre…en la calle José Martí al 565. El Jueves proyectan 2 (dos) pelis: ‘La nodriza’ a las 20.00 y ‘El tigre escondido’ a las 22.00.

No se paga entrada para ver la peli…es el acompañamiento del choripán.

Si algún escéptico piensa que voy en algo en el emprendimiento, sepa que tal posibilidad no existe…es como querer cobrarle algo a Miguel Ángel por comentar que la Creación de Adán en el techo de la Capilla Sixtina es digna de ser visitada.

María, agregando este invento argentino a la larga lista: el bolígrafo, el colectivo, el dulce de leche, el sistema dactiloscópico, el separador intercostal, el semáforo para ciegos, el baypass, el Duni, el magiclick y la milanesa napolitana.

Anuncios