Primera vez que veo en vivo a una banda que se perfila para ser una de mis favoritas.

Quienes hemos visto Piaf, ¡Mueva la patria!, ‘Desconcierto de musicales’, ‘Amores retros’ y muchas más que no recuerdo, sabemos que Natalia Cociuffo tiene una gran voz y puede cantar cualquier cosa, pero no me imaginaba sobre un escenario, con una banda, comportándose por momentos como una dama del rock.

Si probar sonido, en menos de 6 minutos armaron todo y aparecieron Lisandro Etala en guitarra, Diego Gosiker en batería, Juan Huici en bajo y Natalia Cociuffo poniéndole la voz a un repertorio variado, cuidado y prolijo.

Además de disfrutar de buena música y comer rica pizza, conocí un lugar interesante: Mamá Domingo, Gallo 333. Está para volver.

María, terminando bien un finde…

Anuncios