Hay cosas que nunca cansan…y Piaf es una de esas. Le sigo descubriendo cosas. Me sigue sorprendiendo. Sigo sintiendo ganas de verla una vez más.

La función de hoy fue la última del año. El personaje de la señora Julia Calvo fue interpretado por Romina Groppo…y recordé que hace unos años, en una función de Aplausos, ante la ausencia de una de las protagonistas, la señora Groppo cambió su vestuario e hizo el reemplazo. Vaya casualidad.

Pensando que quizás sea la última vez que vea la puesta en Baires…(quizás…quizás…quizás) me quedé un rato a la salida y esperé a la protagonista. Quien apareció en la tapa del suplemento espectáculos de La Nación de hoy Domingo salió por la puerta como una niña a la salida del colegio. Ni por un minuto se notó que se creyera la actriz que llena el teatro Liceo desde Julio…haciendo 8 funciones a la semana.

Me quedé hablando con la productora Ana Moll por unos minutos. Medio que me confirmó que va a seguir haciendo teatro en la ciudad. Muy buena noticia para los que somos habitués de esa expresión del arte.

Para los que todavía no vieron la obra, les quedan unas semanas: desde el 6 de Enero hasta el 28 de Febrero. Vayan…después no quiero quejas, eh? Si se quedan con las ganas…Madrid!!!!!

María, transitando los últimos días del año…y DE LA DÉCADA!!!!!

Anuncios