Pensé que el año pasado había el mejor día de cumpleaños…me equivoqué…el de este año lo superó.

Hace un par de semanas sugerí que estaría bueno tomarnos unos días en la costa.

Imposible recordar todos los detalles del finde…pero hubo algunas perlas que no puedo dejar pasar.

Promediando el recorrido mi Tutu desde el asiento trasero pregunta: ¿tía…la cabaña tiene jacuzzi?. Contesté que si. Aguardó unos segundos y acotó…entonces esta vez lo voy a usar…la última vez que vi uno estaba apagado. La madre casi clava los frenos en seco…se contuvo…miró por el espejo retrovisor y casi al unísono interrogamos: ‘de donde conocés un jacuzzi vos?’. No estábamos preparadas para la respuesta: ay, mamá, preguntás como si fuera que no tengo vida. Confieso que hasta ese momento quería creer que, efectivamente, no tenía otra vida. El alma nos volvió al cuerpo cuando aclaró: en la casa de Nadia hay uno…lo vi un día que estuve de visita. No se si existe la tal Nadia, ni si tiene bañera, ni si de verdad estuvo en su baño…pero quiero que me conforme su respuesta y no seguir preguntando nada.

El resto del viaje fue sin sobresaltos…Carozo se asomaba por la ventana, miraba el monótono paisaje, se cansaba, dormía un rato…se despertaba…miraba por la ventana, etc, etc, etc. Mi Tutu seguía su rutina de papas fritas, siesta, papas fritas.

Mientras Buenos Aires padecía una tormenta espantosa nosotras caminamos por la arena, comimos cordero, fuimos al circo, juntamos piedras y caracoles, jugamos a la cartas, bañamos a Carozo, paseamos por el centro de Gesell, de Mar de las Pampas y de Costa Azul.

El tiempo pasa rápido y anoche nos volvimos. Esta vez la rutina fue diferente. Carozo se acostó…se durmió…y no se mosqueó hasta llegar a la puerta de mi casa. En los peajes abría apenas un ojo, se acomodaba y seguía durmiendo. Y claro, entre el aire de mar y las caminatas terminó agotado.

Pasamos por Chascomús y vimos la manifestación semanal en Lezama. Serán muchos los manifestantes…pero ninguna maestra de escuela les da una mano…los boletines que reparten tiene groseros errores de ortografía!!!!!!

Recibí muchos regalos…todos PERFECTOS…y el viaje fue uno de ellos.

María, planeando el siguiente festejo…jejeje

Anuncios