Nop, ni la canción de Rafaella Carrá ni el triunfo de la selección contra Perú: fui al recital de Alberto Plaza en el ND Ateneo de Buenos Aires.

Tenía fila 1 al centro…a escasos medio metro del pie del micrófono…se diría que lo podía tocar…pero esas no son cosas de hacer.

Salí de casa con tiempo normal para llegar el centro en taxi. No contaba con la ausencia de esos vehículos por el partido ni con la lluvia torrencial que se largó justo a las 20.30. Caminé y caminé esperando que alguien descendiera de un taxi justo por donde yo pasaba. En un momento vi que paraba uno como 20 metros para el otro lado. Metí los pies en la calle inundada y llegué.

Valió la pena la mojadura. Un Alberto Plaza distendido y relajado se paseó por el repertorio que ya le conocemos. Me volvió a emocionar con Milagro de abril. Instó a que pidamos a la vida un milagro…si las cosas suceden como de costumbre…el mundo nos lo devolverá…con la misma fuerza con que lo pedimos.

Promediando el show presentó a una integrante de su banda: Coki Ramirez. Una introducción del bajista Marcelo Aedo y la morocha arranca con …arena corriendo por tu cuerpo el agua deslizándose en tu espalda el viento rozando tus cabellos, tu piel sobre mi piel prendiendo fuego. Irreconocible versión de ‘Beso a beso’ que haría sentir orgulloso a la Mona, puesto que la cantante en cuestión es cordobesa.

Y siguieron las canciones, siguieron las emociones, nos deleitó con una versión de ‘Vuela una lágrima’ y luego un fragmento de ‘Alfonsina y el mar’ a modo de homenaje a Mercedes Sosa.

Como bis invitó a una chica de la platea que había cantado con él casi toda la noche y luego terminó con su clásico ‘Polvo de estrellas’. Podría haber cantado más…pero había otro show en la sala y debimos dejarla.

Y acá estoy, mojada y cansada…pero feliz por haber disfrutado de las canciones de unos de mis cantantes favoritos.

María, estornudando…

Escuchar canciónmilagro-de-abril-alberto-plaza

Anuncios