Definitivamente pienso que si no fuera protagonizada por 2 actrices conocidas, la obra jamás hubiese llegado a esa sala de calle Corrientes, a la sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza.

Grisela Siciliani demostró que es una muy buena comediante que baila y canta muy bien. Si me quedé hasta el final fue por ella y por los músicos.

Carla Peterson me pareció muy floja en el rol. Provocó algunas risotadas cuando se descolgaba con una rareza propia de su perfil. La ‘historia’ es mínima…nada…algo casi circunstancial que Siciliani hizo crecer desde su irrupción con la frase ‘quiero cortar por teléfono’. Hilarante la escena en la que imaginaba lo que quería que le pase para llamar la atención. Muy lograda. Igual su regreso de la muerte.

Van a tener público mientras no se acaben los clubes de fans que se rían y aplaudan cualquier cosa.

Resumiendo: Griselda Siciliani tiene talento y se nota…puede hacer un muy buen trabajo hasta con ese papel…

Muy bueno el guitarrista y cantante que las acompañaron.

María, volviendo a disfrutar de las salidas que incluyan teatro
P/D. Mientras esperaba para entrar vi a Dolina. Llevaba en su mano el mismo diccionario de mitología griega y romana al que recurro cuando no tengo nada que leer…

Anuncios