Hoy me pasó algo rarísimo escuchando el programa de radio de cada tarde. Me calcé los auriculares justo cuando arrancaba Lila Downs cantando esta canción…

Yo envidio el viento

Quien esté desprevenido quizás piense que es una canción de esas que bajonean…pero a mi no me provocó nada de eso. Me gustó asimilarla lentamente en mi cabeza. Me puso de un humor lindo.

Luego, una hora de programa después, como para terminar bien arriba…pasaron esta otra canción…y no pude escucharla hasta el final…me tragué las lágrimas y apagué la radio.

La vida es un carnaval

Comprendí que el ritmo de lo que escucho no tiene nada que ver con el estado de ánimo que me contagia…

María, escuchando nuevamente a la gran Lila Downs…

Anuncios