Sensaciones cruzadas… Jueves, Jun 18 2009 

Hoy me pasó algo rarísimo escuchando el programa de radio de cada tarde. Me calcé los auriculares justo cuando arrancaba Lila Downs cantando esta canción…

Yo envidio el viento

Quien esté desprevenido quizás piense que es una canción de esas que bajonean…pero a mi no me provocó nada de eso. Me gustó asimilarla lentamente en mi cabeza. Me puso de un humor lindo.

Luego, una hora de programa después, como para terminar bien arriba…pasaron esta otra canción…y no pude escucharla hasta el final…me tragué las lágrimas y apagué la radio.

La vida es un carnaval

Comprendí que el ritmo de lo que escucho no tiene nada que ver con el estado de ánimo que me contagia…

María, escuchando nuevamente a la gran Lila Downs…

Apaguemos la radio… Miércoles, Jun 17 2009 

Paren todos los relojes, corten el teléfono
Eviten que el perro ladre dándole un hueso jugoso
Silencien los pianos, y con un sonido suave
Traigan el ataúd, dejen venir a los deudos
Permitan a los aviones dar círculos en lo alto
Escribiendo en el cielo el mensaje: él está muerto
Coloquen crespones alrededor de los cuellos blancos de los servidores públicos
Permitan usar guantes negros de algodón a los policías
El era mi norte, mi sur, mi este, mi oeste
Mi semana de trabajo y mi domingo de descanso
Mi mediodía, mi medianoche, mi conversación, mi canción
Pensé que el amor duraría para siempre: me equivoqué
Ahora no se necesitan las estrellas, sáquenlas todas
Llévense la luna, desmantelen el sol
Vacíen el océano y limpien el fondo
Pues nada ahora podrá ser como antes.

Dejar de pertenecer… Miércoles, Jun 17 2009 

Pertenecer tiene sus privilegio, reza el slogan…pero desde hace un tiempo (largo) no me siento conforme perteneciendo.

Aprovechando que venía bien en cuanto horas trabajadas, me tomé el día para retirar la planilla de certificación de servicios del trabajo anterior y pasar a saludar a mi amiga Majo que cumplió años justo un día en el que no pude visitarla.

Ya que estaba, quise terminar un trámite que había iniciado tiempo atrás: desafiliarme a la UCR.

Hice las averiguaciones del caso. Hay 3 (tres) maneras de dejar de pertenecer: afiliándose a otro partido, siendo expulsada o hacer el trámite largo.

Llamé al 5199-0600…me indicaron que debía enviarle una carta el señor Carlos Masvelez a la calle Tucumán 1660. Intentando dar por terminado el trámite cuanto antes, llevé la carta personalmente.

Me dio cierta nostalgia ver vacía y abandonada a la Casa Radical. No había nadie que pudiera recibir mi carta!!!! La dejé por debajo de la puerta…pero dudo que llegue a otro lugar que no sea un tacho de basura.

Durante la caminata de regreso pensé en los motivos que me llevaron a aparecerme por un comité, DNI en mano, estrenando los 18 años, solicitando me afilien. Recuerdo haber salido orgullosa de pertenecer a un partido profundamente democrático, poblado de gente honesta y virtuosa, con ganas de hacer las cosas bien.

A la distancia ya no distingo nada de lo que me puede sentir orgullosa. Ojalá en un tiempo me den ganas de volver a formar parte del padrón del partido…por el momento…’paso’.

María, sin afiliación a ningún partido político…

Escuchar canción

Una preliminar… Domingo, Jun 14 2009 

Así como en una comida hay entrada, plato principal y postre o en un evento de box hay peleas preliminadres, de medio y de fondo, algunas veces, para el mismo día, se pueden tener varios planes.

Hubo una época en la que le decía a mi Tutu que el Sábado íbamos a salir y el resto del mundo empezaba a girar alrededor de esa fecha. El Viernes no era el último día de clases…era el día anterior a salir con la tía. Se contaban los días. Se planeaba todo al detalle. Varias veces se confirmaba el horario. Si alguien decía ‘el finde vemos’…ella aclaraba que el Sábado salía con la tía. Sus amigas conocían sus planes. Tías y abuelas lo sabían.

No se bien qué pasó en el medio…o mejor dicho ‘pasó el tiempo’ y llegó la adolescencia.

Tenemos entradas en primer fila para ver ‘El fantasma de la Opera’. Siendo la pequeña invitada fanática de las comedias musicales, sabiendo que la dirige Gerardo Gardelín a quien recuerda de Chiquititas, Aplausos, Sweet Charity, etc…pensé que era EL evento del fin de semana largo. Pero no…soy la salida preliminar

Cuestión que anda entrando a páginas de Internet para ver cuanto dura la obra…hace cálculos con la hora del inicio, le suma el intervalo y me aclara que a la salida la tengo que llevar a una casa donde se junta con las chicas.

Atrás quedaron las salidas que incluían comida para comentar la obra. Preguntó que iban a comer con las chicas…y como el menú propuesto era pizza y empanadas, me dijo que si la invitaba a Mc Donalds comía conmigo. Obviamente le dije que cerca del teatro hay un local de la cadena de hamburguesas y que podíamos pasar. Dijo algo así como ‘empieza a las 7.00…salimos a las 10.00…a las 10.30 me junto con las chicas. Eso si que es ‘fast food’, eh?

En fin, va a venir un rato antes para estudiar contabilidad…todavía no encontró alguien que le tenga tanta paciencia como la tía en eso de hacer asientos y armar el libro mayor…

María, disfrutando de un rato de Domingo con mi Tutu…

Escuchar canción

Por si alguien cumple años y está sin ánimo para festejar… Domingo, Jun 14 2009 

No digo que conozca a alguien que cumpla años mañana y no esté 100 % motivada para el festejo, eh? No, no, nada que ver…sería solo casualidad que eso sucediera.

Creo que es un lindo día para hacer una lista. El título de la canción puede ser el de la lista: Cosas que hacen que la vida valga la pena. Definitivamente, si la lista tiene más de 5 (cinco) renglones…mañana es buen día para festejar.

Además, te apuesto una salida a que mucha gente te incluiría en su propia lista…:)

Nos vemos

María, no es verdad que se ha hecho tarde…

Escuchar canción

El año que viene a la misma hora… Sábado, Jun 13 2009 

Una pareja que se conoce un verano de algún año de la década del ’70 en un complejo turístico de la costa atlántica…él de Buenos Aires…ella de Rosario. Ambos casados…ambos felices. Como broche de ese fin de semana que pasan juntos, se citan al año siguiente en la misma fecha y el mismo lugar. Y así durante casi 30 años.

Tal es la historia adaptada que fui a ver hace un rato al teatro Maipo.

Una serie de imágenes que pasaban sobre una especie de pantalla montada sobre el escenario, con excelente música de fondo, daba tiempo a los actores para cambiarse la ropa y el peinado para poder demostrar el paso del tiempo.

Hacer que la historia transcurra en el país le dio ciertos permisos para algunos guiños efectivos que se llevaron unas risas…pero no alcanzaron para conseguir más que un correcto aplauso al final.

Teatro pequeño con localidades agotadas no es sinónimo de excelencia. Música y escenografía fueron mis rubros favoritos. Los actores no me convencieron del todo…me parecieron haciendo de ellos mismos.

Correcta quizás para un verano en la costa…pero para mi gusto no está a la altura del resto de las propuestas de comedias de calle Corrientes.

María, empezando el finde largo.

El loro calabrés Sábado, Jun 6 2009 

Ya sabemos que no soy de esconder mis emociones…no es que no pueda…es que no quiero. Hoy no fue la excepción. Fui a ver a Pepe Soriano haciendo ‘El loro calabrés’ en el ND Ateneo.

Una obra rara, diferente, especial que surgió de su necesidad de expresarse en los años oscuros. El teatro estaba lleno…pero parecía que estábamos en el living de su casa mientras nos enterábamos del origen de los personajes de Elías, Luis o el abuelo.
Me reí y lloré como pocas veces en una misma noche. Junto con el programa nos dieron un CD con parte de la obra, así que estoy recordando la historia de Luis el gangoso mientras escribo esto.

El señor Soriano fue quien nos recibió en el hall del teatro y nos despidió en el mismo lugar mientras nos daba la oportunidad de expresarle cariño y agradecimiento. Ya sabemos de mi pudor en esos casos…quizás sea falta de modales…no se…pero no me quedé…salí derecho para la puerta de calle.

Además de una docena de buenos momentos y emociones a flor de piel, nos llevamos el CD, un clavel y un dulce…y durante la obra recibimos un pedazo de pan para partir y compartir. Una experiencia extraña…nadie pensó en la posibilidad de contagio de la gripe porcina…recibíamos un trozo, nos quedábamos con una parte y le pasábamos el resto a nuestro compañero de asiento.

¿Qué decir de los músicos que actuaron de marco perfecto para la colección de momentos inolvidables? Sin duda, hubiesen sido mi elección. El maestro Javier López del Carril, además de haberle puesto música a varias obras de las últimas temporadas, encontró las notas adecuadas para acompañar cada instante de manera impecable.

No puedo decir mucho más sin caer en contar la obra. Ojalá se puedan acercar los Sábados de Junio al teatro…se que van a coincidir conmigo en que es una gran obra.

María, todavía conmovida…