En los últimos días he estado leyendo que Inglaterra quiere ampliar sus derechos sobre las Islas Malvinas. En cuanto periódico digital ha abierto un foro se encuentra gente que opina al respecto.

Hay cosas que no se discuten: no más muertes de jóvenes/niños para hacernos creer que hay ganadores y perdedores.

A veces siento algo hipócrita ese orgullo por la bandera. Y si nos miramos al espejo y reconocemos que muchos de nosotros ni nos acordamos que hoy era el día del himno? Cuando fue la última vez que lo cantamos a viva voz? Cuando estuvimos orgullosos de tener los colores en el pecho en algún momento que no tuviera que ver con el deporte?

Hace 2 inviernos, vacacionando por el sur, en una comida en un precioso bar de Bariloche, mi amiga Ana sugirió: y si dejan a los habitantes de las islas que elijan qué quieren ser? Contemos hasta 5. Alguien cree que un ciudadano de la corona inglesa dejaría su ciudadanía para tener el pasaporte del mercosur? Y si todos los que hoy habitan las islas se fueran…cuantos de nosotros iríamos a poblarlas? Si cuesta llenar la patagonia, no quiero imaginar lo que serían la zona insular.

Por derecho son nuestras, es verdad. Compartimos plataforma, es verdad. Si el agua bajara un poco llegaríamos caminando a ellas, es verdad. Pero ya estamos crecidos, es momento de sacarnos la venda de los ojos y ver que nuestros gobernantes ponen el tema de la soberanía sobre la mesa cuando quieren llegar a nuestro interior sensible. Nos conmovemos, recordamos la sangre joven que se derramó y somos capaces de salir nuevamente a la plaza.

Creo que nada va a cambiar en nosotros aunque la bandera que flamee sea la celeste y blanca, pero mucho podrá cambiar nuestro día a día si empezamos a tomarnos en serio esto de ser ciudadanos orgullosos de nuestro país. Defendamos la patria impidiendo que más ladrones se adueñen de nuestro futuro. Hagamos valer nuestros derechos al poner un papel en la urna. No queremos que nos roben ni mientan nunca más. Ya sabemos que la falta de educación a la que nos quieren someter es ganancia para los que necesitan los votos para perpetuarse en el poder. Reclamemos la soberanía para los honestos, levantemos la bandera de la decencia, a ponernos las escarapelas de las causas nobles y a entonar los himnos que hablen de paz.

María, sin recordar cuando fue la última vez que canté el himno…creo que cuando mi Tutu terminó 7mo. grado…o antes…
P/D. LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD!!!!!!!

Escuchar

Anuncios