Esa frase la escuché varias veces en la temporada que seguí el programa ‘Gente de Primera’ que daban en Televisión Española.

Dicen que hay tantos gustos como colores…y la guía Pantone de colores ilustra gran cantidad de ellos.

No habiendo ido al jardín de infantes, recién de grande aprendí la diferencia entre lila y violeta y demás sutilezas como esas.
Con un presupuesto acotado, mis dibujos siempre tenían, como máximo, 6 colores…los colores de la cajita que me compraban a principio de año. Años mejores podía soñar con 12…y cuando el cambio nos favoreció…en un viaje a Uruguayana (Brasil), conseguí la caja GIGANTE de 24.

Ni ahí de saber el nombre de cada color…a lo sumo un verde, verde oscuro y verde claro. Igual para los marrones y azules…pero pare de contar.

No se cuando conocí el coral, mostaza, petróleo, obispo, lavanda, caqui. Nunca vi un coral, de la mostaza no tengo nada para decir, las flores de lavanda ayudan a identificar el color de la vaca de Milka, pero no se a quien se le ocurrió lo de petróleo, obispo y caqui. O acaso al petróleo no se lo llama oro negro? No será discriminatorio sugerir que los obispos tiene un color tirando a bordó? Y lo del caqui me terminó de ‘no cerrar’ recién. Primera vez que voy a consumir un caqui. Evidentemente alguna vez lo vi en alguna frutería, pero pensaba que era un tomate con mal color. Recién me animé y compré uno. No voy a comentar nada sobre el sabor porque me lo reservo para el postre…pero les aseguro que no se parece en nada a mi pantalón cargo color caqui que compré en C&A ni al sweater color caqui que compré en Falabella ni a la mochila color caqui que compré en Coronel Tapiocca.

Quien fue el iluminado que bautizó los colores?

María, al final…el color que mejor le queda es el beige…el caqui es otra cosa…

Anuncios