100 está tan cerca del infinito que 10000. Eso siento cuando tomo una foto…no importa cuantas más siga tomando…no podría plasmar la magia de Venecia.

Sol solamente de a ratos. Plaza San Marco en vaporetto y ahora volviendo caminando por los laberintos.

No temo perderme…se que serán un par de puentes más o una caminata extra por alguna callecita de cuento…pero de alguna manera me siento en casa y voy a llegar.

Así que a partir de ahora la cámara se quedará en el hotel y me dedicaré simplemente a mirar.

María, tomando un chocolate en Rialto…maravillada…

Anuncios