Después de haber visto el estreno ya sabemos por qué Maxwell Sheffield sentía celos de Andrew Lloyd Webber. Cada año le ganaba todos los premios y sus obras nunca llegaban al nivel del galardonado. 😉

La melodía me sigue rondando. No quería que terminara. Pensé que no iba a haber mejor Christine que Julia Moller, pero la mexicana Claudia Cota se ganó cada aplauso que cosechó. Y por momentos no había tiempo de aplaudir porque la escena seguía y no se podía cortar el clima, pero sus canciones fueron para ovación.

Elenco muy parejo, todos talentosos. Escenografía y vestuarios que no sufrieron la crisis. Gerardo Gardelín un maestro y Diego como ‘Manager Company’ completó la noche perfecta.

El precio de las entradas asusta, pero hay de diferentes valores y se ve bien desde todo el teatro. Además, las comparaciones son odiosas…pero…pagamos bastante por otros musicales este verano que no le llegaron ni a los talones.

Voy a volver…hay momentos que quiero disfrutar más de una vez.

María, susurrando la canción…

Escuchar canción

P/D. Majo, tenés que ir…es tu estilo…
P/D2. Para mi, se lucen más las voces en la puesta local que en la grabación

Anuncios