A veces es un alivio saber que gente tan cercana no lea mis posteos.

Esta mañana, después de haber asistido a clases particulares de Matemáticas 2 (dos) veces por semana durante el último mes, le llegó la hora de la verdad a mi Tutu.

En diciembre le había ido mal…ésta era la última oportunidad de pasar a tercer año sin llevarse previas.

Arrancaban a las 8.00. Antes de las 9.00 ya había recibido el primer SMS desde la clase. El cuarto, a eso de las 9.30 empezaba así: tía, no quiero volver en Julio, ayudame…como transformo 2.04 (4 periódico) en fracción?.

El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra y el que se acuerde como se hacía que me lo enrostre. Afortunadamente encontré un apunte en Internet y aprendí en pocos minutos la manera de hallar ese 184/90 que marcó el final de la prueba. Ahora que lo se, una pavada…cuando quieran les paso la fórmula.

De 10.00 a 11.00 tuvimos que aguantar la ansiedad esperando la nota. A las 11.30 recibí la noticia…’aprobé…aprobaste tía. Beso’. No hay nota ni revisión de exámenes…aprobaron todos.

Por un momento me sentí en las sandalias de la profesora: si corrijo y detecto barrabasadas me voy a tener que contener de darles un golpe y volveré a verlos el año que viene. Ma’ si…un aprobado a todos y listo. Yo hubiese hecho exactamente eso. Ya está chicos…no vuelvan por acá.

No se en qué momento de nuestra relación, pero un día me di cuenta que por más que lo intente, mi Tutu no iba a encontrar placer en aprender ni estudiaría sólo por acceder al conocimiento…para ella ir al colegio es una obligación y tratar de no estudiar es su tarea favorita.

Luego hablé con su madre que con sumo orgullo me dijo: me dijo que fue difícil la prueba…pero ella había estudiado y sabía todo. Como se le dice a la mamá que en vez de estudiar la nena se puso tintura en el pelo para que le quedara caoba y que fue a rendir sin saber una pepa? De hecho anoche pasé por su casa para darle una repasada y la susodicha ignoraba los temas que iban a tomar?

En fin, ya no es un secreto porque está publicado…pero a los papás no le cuento nada…dejemos las cosas así…la nena aprobó porque estudió…

María, si salía mal tenía que volver yo a cursar matemáticas de segundo…;)

Anuncios