No, no…no estoy hablando de los ganadores de Cantando por un sueño, eh? Un sueño posta que lo hice realidad.

Me había quedado dormida mientras veía una película que me habían recomendado…y no como somnífero, eh? A la media hora ya no pude soportar a Di Caprio y cerré los ojos. Soñé que estaba viendo la peli y me aburría, entonces, me levantaba, iba a la heladera, encontraba medio paquete de manteca, un poco de harina que sobró de la torta del cumple de Carola, un poco de azúcar y 2 huevos, mermeladas de arándanos, calafate y mosqueta del viaje a El Bolsón (si, me fui a El Bolsón un día sin decir nada…y sin traer regalos…salvo las mermeladas con las que soñé) y me mandaba una pastafrola de aquellas.

Me desperté y totalmente decidida a hacer realidad el sueño le entré directo a la heladera. Coincidían todos los detalles. Simplemente seguí las instrucciones sintiendo un déjà vu.

Pequeño detalle…en el sueño las rejitas que hice por sobre el dulce no dejaban que éste se escapara como pasó en realidad. Al parecer, la consistencia de las mermeladas no era la adecuada para este tipo de preparación…eran más para untar sobre tostadas. En fin, si no son exigentes, pasen y prueben una porción de un sueño hecho realidad.

María, con ganas de soñar los números del Loto de hoy…

Photobucket

Anuncios