Fiebre de Viernes por la noche Sábado, Sep 27 2008 

Un simple comentario en el posteo anterior generó éste

Espero su publicación de un viernes a la noche por las calles de Corrientes. Saludos.

Ayer fue uno de esos días en que necesitaba imperiosamente hacer cosas que nos hicieran felices. Siempre mi primera opción es la simple…la que tiene más chances de ganar: mi Tutu.

Abierta a cualquier programa aceptó que la noche sea “peli en lo de la tía”…y ella traía las película, eh? Como rema las situaciones esta muchacha. El condimento adicional: Sofia, su amiga desde niña…que me dice tía.

Llegaron a casa. Sin programa a la vista, probamos empíricamente lo que suponíamos: como suena Pinocho en el equipo nuevo!!!!!! jajajajajaja…esa es mi Tutu.

Confieso que me hubiese quedado gustosa en casa, pero quería algo más. Sugerí ir a mi lugar favorito: el paseo La Plaza. Partimos la diferencia…Mc Donald de al lado de La Plaza.

Compartimos anécdotas de las últimas semanas y recorrimos el paseo. Durante le comida hablamos de la discriminación, vimos que el paseo fue construido pensando en personas que necesitan rampas para su desplazamiento. Una buena en la ciudad ahí, eh?

Después, exposición de fotos en el Centro Cultural San Martín. Nos gusta la arquitectura, pero sentimos que edificios de la era Meiji no nos atrapaba lo suficiente…con perdón de la gente que sabe de esos temas. Recorrimos el hall y mi Tutu recordaba las obras que había ido a ver allí…y tenía la certeza que después de la función habíamos hecho algo “lindo”.

Como sin querer, palabra va…palabra viene, deslizó un “a mi…comedias musicales sólo si se tratan de Cabarets o Burdeles…de otra cosa no”. Y si…hay que superar la trilogía “Sweet Charity, Cabaret y el Burdel de París” en la misma temporada.

Seguimos nuestro camino hasta la vereda de un teatro donde algunas personas se tomaban fotos con los afiches de los actores. Nos miramos las tres sabiendo que JAMÁS caeríamos en esa. En silencio tomamos la decisión: si lo hacemos…lo hacemos bien.´

Nos cruzamos con Gerardo Romano yendo a buscar su moto. Luego Viviana Saccone vestida de violeta y unos minutos después Moria. Ahí nomás mi Tutu, celular en mano, inmortalizando el momento. Tuvo tiempo de observar varios detalles de su look y anatomía que no corresponde a mi publicarlos en este lugar.

Por la vereda siguieron desfilando los actores de las obras de los teatros de la cuadra cuando vemos cruzar la calle a Ana María Picchio. Mi Tutu sonrió y dijo “quiero una foto con ella…me encanta el papel que hace en la novela”. Nunca la voy a abandonar…y menos en una situación así. Me pidió que solicitara yo la foto porque su timidez le impedía pronunciar palabra. La señora, muy correcta accedió. Me pidió que la acompañarámos al estacionamiento donde íbamos a poder estar más tranquilas. Todo bien, mucha emoción…hasta que…de la nada…ve aparecer a un muchacho de pelo largo y barba candado que responde al nombre de Christian Sancho. La timidez se fue y corrió, literalmente, a mirarlo de cerca, tomarse fotos mientras él hablaba por teléfono. Desde acá mi agradecimiento al modelo que hizo que mi Tutu se parara en una esquina a ver publicidad de calzoncillos. El joven se detuvo, la abrazó y posó para la foto. La sonrisa de mi Tutu entró en la cámara…eso fue un milagro. La señora Picchio, correcta como siempre, seguía dispuesta a tomarse la foto con las niñas cuando mi Tutu, desprovistas de toda huella de timidez arroja un “qué Ana María ni Ana María…ya tengo una foto con Christian Sancho!!!!!”.

El ritmo cardíaco no volvía a la normalidad cuando redobló la apuesta: quiero ver a Pablo Echarri!!! Evidentemente se iniciaba una revolución hormonal en la calle Corrientes y…cual tsunami…no había manera de detenerla.

Mañana última función de The Pillowman, su comedia negra favorita. Lástima que teníamos la agenda completa, sino, seguro la veíamos nuevamente. Nos miramos y pensamos al mismo tiempo: qué nos impide ir hoy? Ya no quedaba gente en la entrada…si quedaban localidades disponibles entrábamos. Y había 3 butacas VIP en la fila 6…la mejor ubicación de la sala.

Disfrutamos como si fuera la primera vez las 2 horas de función. Sofi se pegó un julepe cuando en el cuento de escritor y el hermano de escritor el pequeño Katurian levanta el colchón y encuentra a su hermano…VI-VO!!!!! Qué momento!!!! Eso es suspenso, eh? Y un poco nosotras también…pese a haberla visto antes…

No se si por ser segunda función o simplemente por algún ajuste, la función presentaba la obra en un solo acto. Luego de la muerte de Michal, cuando Katurian pide a gritos confesar sus crímenes, bajó el telón y la pantalla para proyectar El pequeño Jesús. El pensamiento de mi Tutu fue contundente: acá alguien apretó mal un botón y en vez de prender las luces bajaron la pantalla.

Con la misma ansiedad esperamos la escena final…cuando la música empieza a invadir la sala y cada resquicio nuestro. Sofi no salía de su asombro. Tenía cara de mezcla de sentimientos, como suele pasar en las obras de este género: nos hemos reído de cada cosa que en otra situación debería habernos espantado.

El acostumbrado comentario de mi Tutu no se hizo esperar. Yo quiero una foto con Echarri.

Nos quedamos un rato en la vereda hasta que salieron los protagonistas. Con la educación que lo caracteriza, el señor Echarri tomó de los hombros a cada una de mis chicas y sonrió para la foto que lo hará inmortal en un par de fotologs. A unos metros se encontraba Carlos Belloso, su próxima presa. Era el que más le había gustado…pero…la oportunidad no nos asistió. Una muchacha, bastante mayor como para cometer ese tipo de tonterías, le faltó el respeto, cruzó ese límite que cualquier persona, aunque sea pública, desea mantener. El actor que personificaba al espástico fue muy claro, le dijo “no, con vos no quiero más fotos”…y la atmósfera se tornó algo densa. Intuí la decepción en mis jovencitas acompañantes que guardaron sus celulares por temor a ser objeto del mismo trato. No saben las caritas que pusieron…ese Michal perfecto no puede contestar así. Nos hubiésemos ido en ese momento, pero se que esa imagen sería la que asociarían al actor para siempre…y no estaba bien. Nos acercamos, saludamos, y le dijimos lo que nos pareció la obra. Correctísimo y simpático nos contó que salen de gira por Córdoba, Rosario, Santa Fe y Montevideo. Habló de las características del personaje y de la cuerda humana profunda que toca y que le gustó hacerlo. Nos agradeció la presencia, deseamos que continúen los éxitos y se despidió. Ya en el taxi mi Tutu sentenció “la tía habló para que no nos quedemos con la idea de que es mal educado”. No es una fenómena?!?!?! Si, lo es, ya lo sabíamos de antes.

Llevé a mis pequeñas amigas a sus casas. Les pedí encarecidamente que, cuando les toque hablar en mi funeral, no cuenten que les auspicié la “noche de fotos con muchachos de la tele por los que se le alborotan los sentidos”. No está bien que la tía haga eso…jejejeje

María, la próxima tengo que superar esto…mmm…me veo complicada…

Anuncios

Los galgos no, eh? Martes, Sep 23 2008 

Cómo muchos sabrán, el 21 de Septiembre se festeja el día de la primavera, del estudiante y día internacional de la paz.

Lo que algunos sabemos, además, es que cada 20 de Septiembre se celebra el día del Jubilado. Por ese motivo, mi madre y 2 (dos) amigas se sumaron a los festejos y fueron a una quinta a pasar un “día de campo”.

El Domingo pasé a tomar el té y me contó los detalles. Debido a su tendinitis, algunos movimientos involuntarios de sus compañeros de asiento suelen incomodarla, por lo que, apenas empezado el almuerzo, se cambió de lugar…quedando de esa manera enfrente de quien hasta ese momento había estado a su lado.

Tan pronto se cruzaron sus miradas, el caballero le hizo una pregunta a mamá: no se acuerda de mi? Floja de memoria mi madre se disculpó por no recordarlo. El compañero jubilado se presentó y dijo que, durante la enfermedad de mi fallecido padre, él había ido a visitarlo. Papá falleció hace 17 años, por lo que adivino que menuda impresión se habrá llevado como para recordar a mamá todavía.

Palabras van, palabras vienen…cuestión que el señor se transformó en viudo hace 1 año y 8 meses. No se cuanto tiempo pasó, pero antes de la hora del té ya le había preguntado si seguía viuda o había reincidido en el matrimonio.

Con premura le aclaró que ella ya no quiere ataduras nuevamente, que así está bien, que tiene sus amigas, sus mascotas y su hostel.

El señor insistía en su deseo de invitarla a salir o simplemente llamarla y mantener charlas telefónicas. Afortunadamente el festejo no incluía hijos. De haber estado presente le explicaba que mamá no tiene una hot line y no está para esas cosas.

Hasta ahí veníamos bien porque lo mantenía a distancia…pero…llegó el momento de la música…y la carne es débil…y…con cara de culpa…mi madre me dio la excusa perfecta: justo pasaban una canción que me gustaba. El que piensa que hablamos del alguna versión de Desde el Alma o El aeroplano…se equivoca. No eran los valses los que motivaron a mamá. Se trataba lisa y llanamente de “El bombón asesino”. Si, así como leen…mamá y el jubilator del que no sabemos ni el nombre le entraron a la pista de baile al ritmo tropical.

Me confesó que no recuerda cuantas piezas bailaron…pero se volvió a la mesa cuando empezaron los tangos…no quería bailar pegada a nadie. Me volvió el alma al cuerpo.

De vuelta a la mesa el señor siguió insistiendo con todo tipo de planes: café, té, otro día de campo, pesca, caminatas, y todos los etc que se le ocurrieran. Hasta donde sé, no intercambiaron números de teléfonos y, que yo sepa, mamá no tiene cuenta de e-mail, por lo que creo que la relación no seguirá los pasos de las flores en esta primavera.

No es que sienta celos…pero…es mamá!!! La vio hace 17 años y ya se siente con derecho a invitarla un tango? No caballero…sepa esperar, mínimo, una década…

María, sorprendida ante el descaro de algunos varones…

Tesoros Domingo, Sep 14 2008 

 Hace una punta de años, mi amigo Víctor me regaló una taza que decís “Quien tiene amigos tiene un tesoro. Hola tesoro”. Muchos, seguramente los celosos de siempre, decían que el obsequio y la frase eran grasa, pero a mi poco me importan esas opiniones. No busco a mis amigos por el glamour…la taza me pareció encantadora y me la regaló como recuerdo de sus vacaciones y creo que fue una de las tazas más lindas que he tenido.

Finalmente hoy compré el porta CDs al que le estuve rondando durante semanas. Nada me convence mucho…éste tampoco…pero la caja gigante del centro del comedor se tiene que ir HOY.

Buen momento para, antes de asignarle su lugar definitivo-hasta-que-cambie a cada disco y cassettes que vienen acompañándome desde hace un par de décadas.

No presumo de saber todo lo que tengo…para qué mentir? Un par todavía conservan el celofán que los envuelve y mantiene sin estrenar. Un cassette buenísimo de música country que jamás endulzó mis oídos. ¿Qué para qué lo compré? Ni idea…calculo de pura entusiasta nada más. Hoy tampoco lo escuché, pero le saqué el celofán para que no sienta aislado.

Otros, los más, al limpiar las cajas afloraban historias que se tejieron a su alrededor…cantidades incalculables de escuchar, dar vuelva, escuchar, dar vuelta, escuchar…antes o después de un gran recital. Cuando tenía en mis manos el cassette de Fabiana Cantilo y los Perros Calientes me acordé exactamente lo que hice el día que fui a verlos. No recuerdo en qué año pasó aquello…ni donde fue…pero se que ese mediodía comimos un asado en la casa de mi amigo Roy…y que a manera de “chiste” me hicieron pelar docenas de criadillas de cerdo sin decirme qué eran. jajajajajajajaja…la cantidad de bromas al respecto…

Si por cada disco o cinta les contara la historia que tiene, créanme, no terminarìa en esta vida. Nada de lo que tengo es un objeto…suelo pensar que son solamente souveniers de alguna historia en mi álbum de buenos recuerdos.

Y después vengo y leo esto en el diario…

Leer nota

Se dieron cuenta la cantidad de gente que se siente con derechos? La verdad, me dio vergüenza ajena. ¿Qué diferencia aquella actitud a la actual moda de apropiarse de nuestro patrimonio? Con todo el respeto que me merecen esas familias que ahora reclaman, digo, no sería mejor tomarle un par de fotos a lo encontrado, guardar “algo” de recuerdo y volver todo eso a sus legítimos dueños? O algún ingenuo cree que por estar 200 años bajo agua se habrá limpiado la sangre que manchó el cargamento? Para que alguien tenga mucho, indefectiblemente mucha gente tiene que carecer de todo.

Qué se yo? Pero a la distancia…creo que de haber estado en el puerto viendo partir aquel barco llevándose tanto…capaz el pensamiento “ojalá se hunda” hubiese rondado mi cabeza. Y lo dice una pacifista que lamentaría cualquier deceso en cualquier circunstancia, eh?

Cierta tranquilidad me invade…todos mis tesoros están conmigo…son pocos…pero valen más que simples doblones de oro y plata…y ningún barco inglés me los va a hundir. He dicho!!!

María, diciéndole adiós a la caja…

Baraka Sábado, Sep 13 2008 

Aficionada como soy al teatro, debo confesar que algunas obras me han gustado tanto que he repetido. En algunos casos pasaron 2 décadas, en otras cambios de elenco, en otras, como anoche, sólo cambio de compañía.

Aunque los actores sean los mismos, y el texto aparentemente también, es sabido que una noche de teatro es mucho más que un libro bien actuado.

Y la prueba la tuve esta noche. Pese a saber como era cada siguiente escena, me divertí de una manera especial, como si lo que estuviera viendo fuera único y lo era.

Repetí Baraka…y lo aconsejo como algo terapeútico. La mezcla de mis lágrimas de risa y de emoción me han dejado los ojos como japonés con fiebre…pero me sigo riendo al escuchar la canción.

Es poco lo que puedo comentar sin caer en el resumen de EXCELENTE!!!!!

Algo en lo que me quedé pensando: uno de los personajes pregunta “qué quiere decir Baraka?”…y el otro responde primero con los gestos y luego con la voz: “nada”. Qué significaría “amistad” si tiene un eco vacuo? No basta con serlo, además, hay que parecerlo. No quiero que piensas que soy tu amiga…quiero que lo sientas. Necesito que seas capaz de adivinar una sonrisa aunque no la dibuje. Pretendo que sepas que mi mano va a estar ahí si la necesitás algún día.

No puedo esperar 30 años para tener nostalgia de esta noche…la tengo ya…y apenas son casi las 4.00.

Gracias por las gotitas mágicas que le agregaste al standard.

María, que grande Raphael!!!!

Escuchar canción

Hoy para mi es un día especial
pues saldré por la noche
podre vivir lo que el mundo no está
cuando el sol ya se esconde
podre cantar una dulce canción
a la luz de la luna
y acariciar y besar a mi amor
como no lo hice nunca
Que pasará, que misterio habrá
puede ser mi gran noche
y al despertar ya mi vida sabrá
algo que no conoce
Caminare abrazando a mi amor
por las calles sin rumbo
descubriré que el amor es mejor
cuando todo esta obscuro
Y sin hablar nuestros pasos irán
a buscar otra puerta
que se abrirá como mi corazón
cuando ella se acerca
Que pasara, que misterio habrá
puede ser mi gran noche
y al despertar ya mi vida sabrá
algo que no conoce
Sera, será esta noche ideal
que ya nunca se olvida
podre reír, y cantar y bailar
disfrutando la vida
Olvidaré la tristeza y el mal
y las penas del mundo
y escuchare los violines cantar
en la noche sin rumbo
Que pasará, que misterio habrá
puede ser mi gran noche
y al despertar ya mi vida sabrá
algo que no conoce
Que pasará, que misterio habrá
puede ser mi gran noche
que pasará, que misterio habrá
puede ser mi gran noche.

Y después de la máquina…qué? Jueves, Sep 11 2008 

Pocas cosas me provocan más dudas que el origen del universo.

En mis años de secundaria en el colegio de monjas, muchas veces presenté debate sobre el divorcio que para mi existe, y no está mal, entre la fe y la razón.
En la madurez he logrado asumir que son diferentes cosas y que no caminan siquiera por la misma vereda…pero ambas pueden ser razones para la vida.

Este gran acelerador de partículas que hicieron funcionar hoy sirve simplemente para demostrarnos que tenemos científicos inteligentes, capaces de entender cierta lógica del universo e ingenuos para tratar de pensar en repetir la creación.

Debo aclarar que no profeso religión alguna. Uso un rosario porque me lo regaló mi madre con la mejor de las intenciones, soy madrina de una pequeña muchachita que aprendí a amar desde mis entrañas, lloro en las bodas cuando cantan el Ave María y me gusta la acústica de la Abadía de San Benito. Posiblemente eso sea lo más cerca que estuve, o estoy, de cualquier religión.

Pese a todo, soy una gran practicante. Confío cada mañana que existe un secreto destino que deberé cumplir inexorablemente y se que me asisten todas las herramientas para intentar transformar lo malo en bueno…o al menos en no tan malo. No engaño a un niño porque es más fácil mirarlos con la verdad. Miento a un grande, a veces, por no demostrar desinterés…es más aceptable un “ahora estoy ocupada” y, por sobre todas las cosas, siento, pienso y hago de una manera alineada. No podría hacer lo que no siento ni sentir lo que no pienso. Intento serme fiel.

Esta famosa máquina de Dios que pusieron a funcionar hoy podrá explicar por qué me quedo sin aliento cuando me siento feliz? Podrá acaso demostrar qué célula es la que hace que te imagine sonriendo otra vez? Servirá para explicarme de qué materia están hechos mis sueños? Me ayudará a entender la indiferencia? O acaso simplemente explique que todo esto puede abrir un interrogante mayor y nuestro único objetivo podría ser la búsqueda continua?

No quisiera darme por conforme nunca ante la falta de respuestas a mis tantos interrogantes…pero prefiero dejar esa tarea de investigación a gente con tiempo, gente que piensa que el universo, y mi vida, son sólo una aglomeración grosera de átomos.

Desde lo personal, me conozco única e irrepetible mente…por más máquinas que logren perfeccionar. Y estoy rodeadas de mis únicos. Personas que me provocan sentir. Seres que se toman un colectivo para encontrarnos en la puerta de un teatro. Gente que no acelera ni una partícula en el momento de la despedida. Sujetos que se toman un tiempo para reírse de nada. Entes que no saben como llegaron hasta acá, pero que se están chupando los huesos de un par de pollos de Trak.

Me hubiese gustado que los 4.000 millones de Euros destinados al proyecto hayan sido destinados a asegurar que a nadie le falte nunca más un vaso de leche en la mesa y en una charla de café, los mismos científicos mirándose a la cara, reconozcan que quizás podamos hacer colisionar protones en un laboratorio…pero no podemos explicar el alivio de saber que tenemos tiempo de decir te quiero una vez más. Puede ser cursilería de Corin Tellado…pero les aseguro que a muchos que conozco les hace más feliz un te quiero que una máquina…y hoy estoy en ese grupo.

La noticia de la mañana y la obra de teatro de la noche, El hombre inesperado, han obrado una mezcla rara en mi. Me voy a retirar…me espera una cama tibia…no hay máquina de Dios que me impida entrarle.

María, entre los dos temas…elijo la simpleza de imaginar…

Para el que lo mira por TV… Martes, Sep 9 2008 

Muchos posteos podrían empezar con un vi luz y entré. Este es uno de esos.

Venía caminando por avenida Corrientes desde el bajo cuando, a la altura de Rodriguez Peña, vi un camión de TELEFE estacionado frente a la puerta de un teatro. Pensé que se trataba de un estreno…pero había poca gente. En una de las puertas un afiche de “Talento Argentino”. Recordé aquella primer audición de Paul Potts con el número 31829 en Britain’s Got Talent. Versión IN-CRE-Í-BLE de Nessum Dorma.

Con el recuerdo fresco de esa canción, justo cuando pasaba frente a la puerta, un caballero me preguntó si quería entrar. Obviamente, respondí que si. Me pidió que apagara el celular y entré.

No pregunten si me presenté al casting. Tengo talento, soy argentina, pero entré como público, si? Capaz aparezca en alguna toma general en el programa…pero lejos de mi estar frente a las cámaras.

Llegué justo cuando una familia…papá, mamá e hija pequeña…cantaban y acompañaban con guitarra, charango, sicu (malta siku por su tamaño) y unas especies de chaj chas en las piernas. Hombre de pelo largo, barba abundante y generoso bigote. En el panel, 2 (dos) cruces rojas auguraban el desenlace…pero parece que la del medio quería escuchar hasta el final. De una manera elegante le dijeron que le faltó afinación en las voces, que no tenían mucha energía en la interpretación, pero que le agradecían su presencia. El padre de familia explicó que la falta de energía se debía, quizás, a la pena por el fallecimiento de la madre de su esposa. Le dieron una especie de pésame y continuaron despidiéndolo. La autoestima le impedía darse cuenta que no eran buenos…ni siquiera sonaban más o menos…lisa y llanamente desafinaban con ganas.

Luego el corte. Unos compañeros del público aprovecharon para gritar “Tati”, “Tati”. Pensé que se referían a algún primo que estaba más adelante. Insistían. Tati, Tati. Y el Tati que no aparecía. Hasta que, de pronto, como un balde de agua helada, mis oídos reconocieron otra consonante…no decían “Tati”…decían “Cathy”…y se referían a Catherine Fulop, dama del jurado. A su diestra Kike Teruel, de Los Nocheros y a su izquierda Maximiliano Guerra. Al cabo la muchacha giró hacia el público contestando “QUÉ?”. Celular en mano nadie quería perderse semejante acontecimiento. Con una especie de solero lavanda oscuro, si se me permite la definición de ese color entre lila y violeta, repartió sonrisas y firmó autógrafos. Prefiero ser reiterativa a pasar por cholula: yo no hice nada de eso, eh? Simplemente me quedé sentada en el fondo…MI-RAN-DO.

Se terminó la pausa, aparece el conductor y anuncia un ballet salteño de nombre “Fucción Latina”. No escribí mal. Así lo dijo…aunque a esta altura calculo que era “Fusión Latina”. Así como la cámara aumenta 5 kilos quizás el micrófono agregue letras donde no van. 😉

Mi carácter entusiasta hizo que imaginara que un ballet salteño debería ser algo muy parecido al que integrara Marina y Hugo Gimenez. La corteza cerebral empezó a reflotar aquellas madrugadas viendo a Don Santiago Ayala, el gran bailarín, de la mano de su entrañable amiga, ciudadana ilustre…doña Norma Viola.

Mi voladora imaginación fue bajada de un piedrazo al ver aparecer en escena a 9 muchachos con pantalones de seda y chalecos sobre la piel, con bordados dorados y pinturas en la cara y la misma cantidad de señoritas adornadas con pequeños trozos de tela dorada sobre una bikini negra. Los muchachos despliegan unas banderas blancas y arrancan a bailar, totalmente desincronizados, Pegate, cantada por Ricky Martin. Ni de casualidad lograron bailar parecidos. Ahí entendí lo de las banderas blancas…era una especie de pedido de no disparen. Soy pacifista…pero un par de tiritos se merecían…balas de salva para meterles un susto aunque sea. Por semejante espectáculo, Catherine Fulop dijo que nada era “flácil”…queriendo decir fácil. Otra vez el tema de la tele que agrega letras a las palabras.

Terminaron. El jurado reconoció que eran algo descoordinados…pero valoraron el esfuerzo por mejorar. ¿? Eso quiere decir que antes fueron peores?!?!?!?!?!?! Noooo!!! Por suerte sólo caí en la semifinal…verlos en sus inicios hubiese sido calamitoso.

Luego de 15 minutos de debate se eligieron a los semifinalistas de la noche. No les voy a decir sus nombres para no arruinar el suspenso del programa.

Salí del lugar confirmando que en este mundo la diversión sana sigue siendo gratis y con una duda existencial: ver a Maximiliano Guerra en el jurado del programa es la tan mentada devaluación? 😉

María, un talento para otras cosas que no se demuestran en la tele…

Caliente…tibio…frío… Lunes, Sep 8 2008 

En los últimos tiempos me he dado cuenta que cada vez veo menos tele. A veces alguna serie me atrapa de casualidad y nada más.

El zapping suele engancharme. Si paso por Seinfeld…obviamente…me quedo. Vi todos los capítulos, pero no me importa repetir. Confieso que hay un programa que suele provocar el abandono del control remoto: el canal de ventas. No cualquier producto, eh? Sólo los que muestran el Wonder Max o similares. Esos elementos que logran que cualquiera se pueda lucir preparando un plato gourmet, decorado como si fuera un experto, con sólo hacer 1, 2, 3 en alguno de esos aparatos.

Supe comprar uno que tenía una especie de cuchilla y un resorte. Se presionaba, la cuchilla bajaba, cortaba, subía cambiando el ángulo y volvía a bajar. Se suponía que en 3 cortes transformaba un tomate en una maestría del concasse. Aclaro que después del primer corte, la cuchilla se trababa de tal manera que había que sacarla, acomodarla a mano y volver a ubicarla sobre el tomate. Cortar…cortaba…si reviso bien, seguramente en un par de dedos debo tener alguna prueba. Dejé de usarla.

Algo similar pasó con una mandolina con la que rebané papas, zanahorias, berenjenas y una yema de dedo. Las papas rejilla salían casi como en el Palacio de la papa frita…pero el costo era alto. Un presupuesto en curitas. Dejé de usarla.

Los cuchillos Ginsu cortaban caños de plástico sin desafilarse. Lástima que en casa no tenía caños de plástico para cortar. Esos sirvieron…hasta que se desafilaron.

Así como recuerdo a mi padre escuchando el partido en su radio de siempre, o dándole cuerda al mismo despertador durante años, tengo en mente a mi madre y las mismas cacerolas. Unas compradas hace como 30 años…de una aleación de aluminio similar a algo que, dicen, se usaba en los cohetes que iban a la luna. Ya partimos de un error…no creo que cohete alguno haya llegado a la luna. A duras penas a algún satélite artificial…pero a la luna no me parece. Y esas cosas duraban. Servíamos la comida de navidad en los mismos platos cada año y la fuente también era la misma.

No se en qué momento nos creímos que las cosas pueden ser descartables. O será que no las cuidamos? O la calidad no es la misma?

La semana pasada golpeé sin querer contra el marco de la puerta a mi termo amarillo. Termo que mantenía el agua de un día para otro sin caer en la exageración. Termo envidiado por personas que no conseguían agua para el mate de la tarde…yo siempre tenía…era de la mañana…pero parecía recién calentada.

Hoy fui a Los Gajos, ferretería de la zona, a intentar lo imposible: reemplazar mi termo amarillo. Le fui directo a la mejor marca: Lumilagro. Máximo precio: $35. He sido burlada. Me vendieron como termo un elemento para mi inútil: un caro fabricador de agua tibia. No tiene instrucciones, pero debería decir: introduzca agua hirviendo, tape, espere de 10 a 15 minutos y obtendrá agua tibia ideal para NADA.

No puedo ir a reclamar porque todos los termos del piso funcionan así. Y acá anda…sin matear.

María, a esto de comprar una jarra eléctrica…

A unos nos falta…y a otros… Jueves, Sep 4 2008 

Aparentemente el paro docente del día de hoy afectó también a Infobae. Digo…pararon los maestros y, ya que estábamos, pararon los que saben escribir en ese diario?

Todavía recuerdo cuando mi gran amigo Esqui me dijo que se volvía a Rosario, ciudad donde se comen los gatos y las “s” casi con la misma frecuencia. Esa “s” algo aspirada en algunas palabras nos da el tonito del interior que llevamos con tanto orgullo.

Algún chango de la redacción del diario cree que hay que equilibrar, encontró un montón de “s” que no usamos y las distribuyó donde la parecía. El resultado? Una nota reiterativa de Infobae.

María, acostumbrada a las bestialidades…

Jack (se fue a remar) Jueves, Sep 4 2008 

Día caótico en lo que se refiere al tránsito en la ciudad…pero llegué.

Noche de estreno para la prensa de la obra “Jack (se fue a remar)” y ahí Petraglia en primera fila. Literal, eh? Estuve en la primera fila…como para no perderme detalle.

Existen obras que abordan grandes temas, a veces con éxitos, otras terminan en naufragio. Esta noche el teatro cumplió su cometido…una historia casi cotidiana que entretenga. Un matrimonio tratando de “enganchar” a un amigo de él con una amiga de ella que va mechando historias y situaciones divertidas todo el tiempo.

No pregunten detalles…pero créanme que seguramente después de verla, esta canción rondará sus cabecitas…

María, by the rivers of Babylon…

Escuchar canción 

By the rivers of Babylon
Where he sat down
And there he wept when he remembered Zion.

Oh from wicked, carry us away from captivity
Required from us a song
How can we singing out for song in a strange land.

So let the words of our mouth
And the meditations of our hearts
Be acceptable in thy sight
O-verride

By the rivers of Babylon
Where he sat down
And there he wept when he remembered Zion.

Oh from wicked, carry us away from captivity
Required from us a song
How can we singing out for song in a strange land.
How can we singing out for song in a strange land.

El resultado…en números Lunes, Sep 1 2008 

No esperen un orden lógico…los voy expresando a medida que llegan a mi mente:

72 kg pesaban las cajas con las partes
2 cajas contenían las partes
550 el modelo del modular en cuestión
50 tornillos
50 clavos
5 puertas de madera
1 puerta de vidrio
7 estantes
29″ pulgadas el televisor que podría entrar…el mío tiene 20″…sobra espacio
8 horas para armarlo
10 pedazos de madera sobraron
1 pieza quedó al revés…pero poco me importa
4 callos en las manos por empuñar el destornillador con mango fisurado
600 mg del Ibuprofeno que debo tomar para poder moverme
500 días me va a llevar olvidarme de la tarea tanto como para decir “y si me compro otro y lo armo”?
1 tornillo de goma que no logro hacer que entre en la visagra de la puerta de vidrio
3 pestañas el ojo derecho no me duelen…el resto…duele TODO…hasta el pelo
0 veces que pensé en abandonar la tarea
185 pesos cobraban por armarlo…pero no es lo mismo
1 clavito fuera de lugar…pero no se nota porque van los parlantes justo ahí
2 tarugos que sobraron…o hay alguna unión sin reforzar

Si digo que quedó perfecto, estaría mintiendo…y no es mi estilo. Se adivina cierta “falsa escuadra” si se mira con detenimiento. Pero…habiendo tantas cosas que mirar…alguien reparará en eso? No, no creo…

Entre mañana y pasado terminan de pintar las aberturas y los zócalos. Ya voy a poder disponer de mi casa nuevamente…al menos hasta que empiecen con la remodelación de la cocina…

María, disfrutando de MI obra maestra…plantar un árbol, escribir un cuento, armar un mueble…

Página siguiente »